WHAT IF?

Noticia

¿Y si la traba fuera para siempre?

Por Buenaventura Durruti 
 
¿Y si la traba fuera para siempre? Me lo he preguntado varias veces. Una vez lo hice entrevistando al entonces Comandante del Ejército (ya no me acuerdo su nombre). Estaba trabado por falta de cálculo: pensé que la traba se me iba a bajar pronto y no. Terminé en un evento en el Museo Militar y entrevistando al general este. Yo sé que suena increíble. Luego les cuento el resto. El caso es que este hecho me ayuda a reflexionar sobre un tema tan trascendental ¿Y si la traba fuera eterna? 
 
Qué susto o qué chimba. Eso depende de usted. Por ejemplo: qué chimba una traba eterna con plata y con pinta. Comerse a media Bogotá bajo los efectos de la marihuana. Terminar en una orgía en un yate en el Mediterráneo. Pero seamos sinceros: uno no es muy pinta. Queda la plata. Mierda: tampoco hay plata. Lo importante, entonces, es que haya salud o, por lo menos, calzoncillos limpios. No vaya a ser que termine trabado en una rumba a la maldita sea en Soacha. Por eso mismo siempre lleve buenos tennis para saber cuándo salir corriendo. Si no tiene físico, como yo, encomiéndese a la virgen.
 
Entonces (perdón, casi se me va la idea), una buena traba eterna requiere de calzoncillos limpios. Imagínese comiéndose a la vieja que siempre le ha gustado y con los calzoncillos sucios. Maldita sea. (Eso me lleva a otra reflexión: cómo será lavar ropa trabado. En general: cómo será hacer el oficio trabado. Qué pesadilla. Pero calle esos ojos). Volvamos al sexo: no hay nada como tirar trabado. Aunque —ojo— es mejor si la otra persona también está trabada. Si no, imagínese, usted encima de ella envideado y la pobre vieja aburrida con su fritera. Que sea una advertencia: La traba hay que compartirla.
 
Algo similar ocurre con la comida. La famosa monchis. Si usted es el único trabado corre el riesgo de comerse la comida de todo el mundo y terminar como el marrano de la fiesta. Y luego, al otro día, con un dolor de estómago ni el hijueputa. Lo sé por experiencia. Entonces ¡conténgase! Maldita sea. Y recuerde: a veces hay que disimular la traba. Vergajos. Aunque si se cruza un pote de helado o una hamburguesa, haga lo que se le dé la gana, ya no se inscribió al gimnasio este año. Con el alcohol pasa parecido. Si se está ya en Neptuno, puede que uno termine bebiéndose hasta el Isodine. Pero, perdón, estoy sonando a papá. Volvamos a lo rico.
 
Tirar trabado. Qué rico. Si pudiera pondría varias veces la r para que sonara como a un gordo hablando de una hamburguesa. Luego comer trabado y luego beber trabado. Pero como uno no se la puede pasar toda la vida en esas, y la traba va a ser eterna, hay que ser recursivos. A veces trabado me pregunto cuán rico sería hacer algo trabado que ya es muy rico haciéndolo sobrio, tirarse en parapente, por ejemplo. Pero como no hay plata hay que ingeniárselas. Ese es el reto de la traba eterna: que no se baje. Inventarse experiencias nuevas para llevar la traba a otros niveles. Que termine diciendo qué viaje. He conocido gente que ha terminado en Ibagué o imagínese una traba tan la verga tipo ¿Qué pasó anoche? Pero que esa pregunta fuera de todos los días.
 
Yo tengo una lista de cosas que siempre he querido hacer trabado: desde cepillarle los dientes a un hipopótamo hasta ver Hora de Aventura. Muchos de esos objetivos ya los he cumplido. Pero también me han tocado momentos en los que algo rutinario, bajo los efectos de la marihuana, se siente una chimba: una vez, por ejemplo, me fumé un porro en Ámsterdam y me monté a un bus turístico. Qué paseo. Di como siete vueltas. Coger Transmilenio puede ser una experiencia de otro mundo. Luego usted termina en RCN y toda su familia viéndolo trabado y usted negándolo (por supuesto). Perdón: soy un anciano. Aunque también he ido a Punto Burguer trabado. No crean.
 
Pero, como ya lo dije, uno tiene que disimular una traba eterna. Ya hay un verbo para eso: pilotearla. Si usted es como yo, que parezco trabado cuando estoy sobrio, no se preocupe. Pero si usted es de esos que le da la risa pendeja y se le ponen los ojos rojos, le tengo varios consejos: póngase a escuchar música cuando esté en la oficina. A mí me pasó una vez que me puse a hablar con mi jefe estando trabado y el man se dio cuenta y se cagó de la risa. Qué vergüenza. Si no fuera que el man fue marihuanero de joven. Entonces, ojo, no se ponga de bocón porque uno trabado como que pierde vergüenza y se pone hasta a hablar de fútbol. Pero tenga cuidado con la selección de música. Usted llega a poner cumbia sicodélica y no termina el trabajo que le pusieron. Es que trabarse es para cualquiera; pilotearla es para héroes. Y luego si sus papás le preguntan que si está trabado diga que está cansado: sirve para negarse a un polvo, sirve para no ir a trabajar. Aunque ¿Quién putas se niega a un polvo?
 
Entonces consígase un lugarcito para estar calladito escuchando musiquita relajado mientras está en la oficina. (Ojo, también con los videos de perritos que luego le da mucha risa y no para). O invéntese un padecimiento: una enfermedad extraña que explique sus ojos rojos.
 
O puede decir que es una persona muy emocional y que es porque se la pasa llorando. Qué tierno. O, mejor, consígase un trabajo donde les dé igual que usted esté trabado. Métase de publicista o de redactor de esta revista. Aunque, hay que decirlo, la traba seduce porque es parcialmente prohibida. Porque uno sigue siendo ese cagón que timbraba a las casas del barrio para luego salir corriendo y sentirse muy malito. A mí me encanta trabarme detrás del CAI de mi barrio. Y no necesito su aprobación.
 
Ahora: hay otros problemas logísticos. ¿Y si usted tiene una novia conservadora o que no le gusta la marihuana? Déjela. No, mentiras, cocínele un brownie mágico para que se trabe con usted. De nuevo: qué tierno. Ya el resto de cosas se van solucionando de a poquitos. Que ducharse también es una chimba estando trabado. Bueno: ni que durara poquito estando sobrio. Y qué hijueputas: ya nadie reversa el calentamiento global. Que le toca organizar el apartamento: haga como yo: diga que usted es un genio y ese es su orden. Que ya no lo invitan a las fiestas familiares: ay no: qué tristeza no charlar con el tío alcohólico o darse cuenta que todos sus primos ya son papás.
 
Pero, de nuevo, la primera regla del marihuanero debe ser no ser vago para que luego no crean que a usted lo desplazaron del San Bernardo y se la monten. Hay que disimular y hay que ganar plata para comprarse el porro o, por lo menos, las semillas.
 
Ya si usted es marihuanero, rico y pinta. Qué chimba de traba. No haga nada de lo que dice este artículo. Gócela. Termine en una fiesta con Steve Aoki en Ibiza. Pero yo no puedo imaginármela porque soy un marihuanero, feo, y mientras escribo este texto, estoy trabado en la oficina.
Noticia

EL DESTELLO DEL PAÍ­S AL REVÉS

Por: Fernando García Ardila
 
Si pudiéramos ver el reflejo opuesto del declarado Country Of The Year (2016), según el semanario The Economist. Y meternos en ese colosal cerebro (alberga 49 millones de habitantes) del también conocido: “país más feliz del mundo”, sería más que una travesía en la que descubrimos que no todo es como creíamos. Por eso en esta cabezota no hay ningún inconveniente en aceptar todos los términos y las condiciones. La identidad nacional nada tiene que ver con lo que se conoce como “malicia indígena”, “cultura del atajo”, “el vivo vive del bobo”, “faltaron cinco para el peso”, ni maneras de pensar de ese estilo. De hecho, por fin, todos han entendido cuál es el verdadero uso de la “mermelada”. 
 
No cabe tanta dicha en la testa. Y no es para menos, pues en este sitio resulta grato escuchar varias cosas que nos llenan de mucho orgullo y satisfacción. Como el derroche de inteligencia que muestra que las líricas del reggaetón local nada tienen de misóginas ni machistas, que ningún mandatario ni directivo se monta en el bus de la victoria de algún deportista que gana una medalla por su propio esfuerzo, que los noticieros son imparciales, que no hacen bullying en los colegios ni en las universidades ni en las redes sociales. Que ex sicarios de los carteles del narcotráfico no andan intimidando a la gente en la calle ni haciendo disparos, mucho menos viralizando sus acciones como ejemplares youtubers. Y que en tiempos de paz, con Premio Nobel incluido, el segundo al mando en este país no sale a darle “coscorrones” a su guardaespaldas sin saber por qué. No todo puede ser perfecto. En este paraíso mental ya no existen los ciudadanos “¿usted no sabe quién soy yo?” –entre los que se destacaron un congresista, un fiscal y un supuesto familiar de un expresidente–, después de que el cine nacional produjera una saga que lleva su mismo nombre. Las películas uno y dos conmovieron al país de tal manera, que tras una profunda reflexión ahora todos sabemos quién es usted. 
 
La economía en este “buen vividero” es a otro precio, y de eso también nos podemos jactar. Por eso los impuestos aquí no asustan, aunque la mente a veces juegue malas pasadas. El 4 por mil es cosa del pasado, ahora sí lo van a eliminar (seguro), y lo que subió el 19% fue el salario mínimo y no el IVA. La Reforma Tributaria, que se aprobó antes de terminar el año, es todo un lujo y tiene a todos los ciudadanos muy contentos. Especialmente porque saben que los evasores, fleteros y ladrones son de mínima cuantía.
 
La solidaridad es el común denominador. Un titular de la prensa da cuenta de ello: “Congresistas renuncian en bloque a la mitad de su salario”. La democracia y la tolerancia bien se pueden experimentar, porque si alguien vota a favor de lo que sea, ya no le dicen “guerrillero”, y si vota en contra tampoco lo llaman “paramilitar” o “violento”. 
 
La palabra corrupción es solo un mal pensamiento. Y otros titulares lo comprueban: “El túnel de la Línea se inaugura antes de tiempo”, “Deprimido de la Calle 94 gana premio de ingeniería por la optimización de recursos”. Y el mejor de todos: “Corrupción: un cáncer erradicado del país”, con lo que protegieron 23 billones de pesos en el último año. Cabe anotar que por acá no han venido empresas extranjeras a pagar coimas a nadie para que adjudiquen contratos. 
 
La movilidad es como de otro planeta. La gente no se volvió a colar en el sistema de transporte masivo. Despareció el cosquilleo, manoseo, pisotón, empujón, robo y violación de todos los derechos y en todos los sentidos. También puede elegir lo que prefiera: taxi, bicitaxi, carro compartido, uber, uber x, y, z, el que usted prefiera. Todos comprometidos para llevar a sus clientes hasta el destino solicitado. O mejor, la bicicleta que borró al automóvil.
 
Al salirme de este lugar de ficción en donde “todo es felicidad”, es inevitable no pensar que este prolífico e ingenioso aparato mental necesita dejar de “echar globos” y sentar cabeza de una vez por todas. Que entienda que sí es tremenda tierra con gente dispuesta a jugársela por verla llevar con honor la etiqueta de “mejor país del año”.
Noticia

Distrito carnaval

Por: Jeffrey Ramos @chefryto
 
Si los padres de la patria hubieran declarado la independencia en tierra caliente ¿sería Barranquilla la capital de Colombia? Ya, seguro piensas que nada cambiaría. Pero estamos hablando de la ciudad más importante del país. Con un poco de tiempo te darás cuenta de que Barranquilla D.C es el mejor vividero del mundo.
 
Esta es la ciudad que no madruga y la única capital en el planeta que inicia su jornada a las 10:00 de la mañana. Los despertadores son para los extranjeros que no conocen la alegría de un buen sueño, una reliquia para los pelaos, que no se tienen que levantar temprano para ir al colegio o a la universidad.
 
El día se iniciaría, obvio, con el Himno nacional. Pero lo cantarían versión vallenato para que uno no se quede como un pendejo todo rígido, sino que cada vez que suene coja a la persona del lado y la saque a bailar como una muestra de que este sí es el más bonito del mundo.
 
El transporte público es una ventaja, también porque como hace tanto calor nadie se quiere meter media hora en un bus para llegar a clase. En vez de eso todo el mundo va con calma caminando o en bicicleta para disfrutar de esa rica brisa que sopla de vez en cuando.
 
Los vendedores ambulantes no se suben a los buses a cantar rap conciencia, sino que te alegran el día con un sabroso vallenato o te ponen a bailar con una salsita para ponerle ritmo al viaje. Y no se venden chocolatinas o esferos, en cambio pasan puesto a puesto ofreciendo un traguito de ron (“uno por $ 1.000 tres por 2.000”).
 
En Barranquilla D.C el almuerzo dura dos horas sin falta alguna, sin interrupciones o afanes, mi hermano. Y en toda universidad que se respete hay una sección de hamacas diseñada para que los estudiantes reposen tranquilos, se peguen una siesta o simplemente lean las copias de la siguiente clase meciéndose hasta que se termine el hueco.
 
No existen los profesores o jefes cuchillas (esos viejitos con cara de administrador de empresa que siempre andan serios y amenazan con cerrar la puerta 15 minutos después de que inicia la clase). En vez de eso tienes a un man vacan al que no le molesta la bulla, que se toma las cosas con calma y hace clase al aire libre con la excusa de que está haciendo mucho calor.
 
Y a las 5:00 de la tarde todo el mundo para su casa. Pero no para irse a dormir temprano, al contrario, es para prepararse para la parranda. Es que Barranquilla D.C es las Vegas Suramericana: una ciudad que nunca duerme (o que lo hace por la mañana para rumbear en la noche). Los lunes no son tan horribles, porque no hay que esperar otros cinco días para festejar. ¡Compadre, salimos esta noche e iniciamos la semana con un parrandón!
 
Es la ciudad en la que nacen los mejores bailarines del mundo, un lugar en donde nadie te sale con esa frase tan aburrida de “es que yo no sé bailar…” Nada de eso mi hermano. Si aquí todos los hombres conquistan con una salsa y las mujeres te enamoran después de que suena un merengue.
 
Pero lo más importante sería, por supuesto, el Carnaval. ¡Esa sí que sería toda una parranda nacional! Una fiesta para recordarle al mundo que, igual que su capital, este es un país en permanente fiesta. Y es que si en Disney tienen un desfile diario ¿por qué no podemos hacer lo mismo en Barranquilla D.C? Todas las tardes una comparsa llena de gente cantando y bailando, marimondas alegrando las calles, grupos de música que van gratis de casa en casa invitando a la gente a salir y disfrutar de la vida un poquito más. ¡No hombre, si la semana de receso sería para pasar el guayabo, recuperarse y continuar con la gozadera! ¡Viva Barranquilla D.C (Distrito Carnaval)!
Noticia

El amor en los tiempos del subjuntivo

Por: Sergio Augusto Sánchez

Álvaro y Catalina son novios. Álvaro trabaja en una agencia publicitaria y Catalina va a mitad de carrera, estudia Ingeniería de alimentos. Ambos están sentados a la mesa en un café. Catalina parece asustada.

—Amor, tengo un retraso.

Álvaro se queda viéndola y sonríe.

—Simplemente eres un poquito lenta, pero yo no diría que…

—No seas bobo. Estoy embarazada.

Álvaro frunce el ceño.

—Hay que ponerle Álvaro y buscar fecha para casarnos.

—¿Y mi carrera?

—Se acabó. El niño necesita una madre. De ahora en adelante yo trabajo, proveo todo y tú cocinas, cuidas al bebé y me planchas la ropa y yo me escapo de vez en cuando a beber cantidades industriales de cerveza, jugar videojuegos e ir a un bar de tetas.

—¿Álvaro?

—Dime.

—Te amo.

—Yo a ti, amorcito, yo a ti.

El mesero trae la cuenta y Álvaro se encarga de pagar todo.

Esteban está a punto de dar una serenata a Claudia. La ha visto dos veces en el bus y le ha escrito cincuenta y siete poemas de amor que guarda en el cajón de su mesa de noche. La segunda vez que la vio se bajó en el mismo paradero y la siguió a una distancia prudente para saber en dónde vivía. Ahora ha encendido la planta portátil y puesto el volumen en 10, se acomoda su Telecaster y está listo para dar el show de su vida, cuando aparecen de las sombras dos sujetos armados de gorras, bozo y cuchillos. «¡Por andar enamorado, pirobo!», le gritan los delincuentes al alejarse. Esteban pasa esa noche en urgencias del hospital y conoce a Juliana, la enfermera que le revisa las heridas cada tres horas. Esteban pide lápiz y papel y comienza una nueva serie de poemas para Juliana. Claudia nunca se dio por enterada de nada.

Luisa recibe a Diego en la sala de la casa de sus padres. Llevan saliendo ocho meses y ya tienen permiso de ver la TV sin que los acompañe el hermanito de Luisa. La madre duerme, el hermanito se ha quedado en casa de un primo y el padre está en un viaje de negocios.

—Ay no, Diego, mejor te vas ya que mi mamá se despierta.

—Pero Luisa, por encima de la ropa no pasa nada.

En la TV hay un anuncio de papel higiénico y Diego mira a Luisa con ojitos de perro regañado.

—Bueno, entonces me voy.

Luisa acompaña a Diego a la puerta y se despide de él con un beso en los labios.

—¿Me avisas cuando llegues?

Diego asiente con la cabeza y se va. Diego nunca le avisó a Luisa porque llegó a hacer uso de sus dos terabytes de pornografía descargada de sitios selectos de Internet. Fue el primer caso de muerte por onanismo reportado en su ciudad.

Carlos y Juan Pablo se conocieron en una fiesta a la que Juan Pablo entró colado, se enamoraron al instante y Juan Pablo supo que Carlos pertenecía a la familia rival de la suya y que el amor entre ellos dos jamás sería aceptado por ninguna de las familias. Juan Pablo se casa con Carlos en secreto y… sí, al final y por falta de comunicación o mala señal de celular, Juan Pablo cree que Carlos ha muerto, compra veneno para acompañarlo, se lo bebe en el momento que este despierta, Carlos está desesperado, toma una daga y muere junto a su amado. Afortunadamente, el hecho de que ambos fueran homosexuales no tiene nada que ver con la rivalidad de sus familias ni que todo tenga que ser en secreto y termine en una tragedia.

@Di_flower2500 hace crossfit todos los días y se toma de 200 a 300 ‘selfies’ diarias. Ninguna red social te permite enviarle una solicitud de amistad porque tiene demasiadas. Se deja mensajes en el muro recordándose que es la mejor persona en el mundo y sus cuentas siempre las paga alguien más. @Di_flower2500 no ha conocido el amor, pero se considera la persona más feliz del mundo y en efecto lo parece. Una foto, dos mil corazoncitos o manitas con el pulgar arriba y una sonrisa en su cara que es tan linda. A su casa llegan chocolates y flores y toda clase de regalos, un día aparecerá alguien con quien compartir los atardeceres y helados y versos que saca de un libro de Benedetti (sí, Benedetti, hasta a mí me sorprende), las cosas que aparecen en sus fotos contemplativas, que demuestran que se puede comer lo que quiera siempre y cuando hagas suficiente cardio y sentadillas.

En definitiva no soy una persona de actos de fe, no creo ese cuento de que los ancianos que van de la mano por la calle son todo paz y ternura, creo que todo tiempo pasado fue peor y de menos preservativos, si las relaciones actuales fueran las de antes serían los mismos cuentos de siempre pero echados de otra forma.

Noticia

Mi perro del alma realmente mi amigo

Hay situaciones en las que los amigos son indispensables, sin esos perros fieles nuestra vida sería un caos, carecería de emoción, de picante, el aburrimiento estaría a la orden del día y nos ahogaríamos solos en nuestras penas. Por eso acá les traemos diferentes situaciones en las que los perritos merecen ser galardonados como los santos de nuestras vidas y dignos de prenderles velitas.

Empecemos por el principio… los amigos de colegio. Sin ellos hacer copia en las evaluaciones habría sido imposible, y son mentirosos los que digan que jamás en su vida soplaron o esperaron a que les soplaran. O qué hubiera sido de nuestra vida escolar sin esos parceros ñoños que nos dejaban copiar la tarea en el descanso, porque combo de parceros que se respete tiene que tener enlistado a un ñoño que lo saque de apuros. En esta etapa escolar también conocemos a ese perrito que siempre nos quiere hacer quedar en ridículo, pero no importa, gracias a él forjamos nuestro carácter y no llegamos siendo unos completos idiotas a la universidad, solo parcialmente.

Sin los amigos ese paseo o fin de semana en la casa del novio cuando los papás se iban de viaje no hubiera sido posible, porque quién era el que le hacía el cuarto para que sus papás no se pillaran la vuelta, pues sí, su mejor amiga, la que conocen en su casa. No es lo mismo decir que se va con Lauris de finde a decir que se va sola con Santi. O en el caso de los hombres qué hubiera sido de su vida sin ese parcero que prestaba la casa cuando los papás no estaban, en la que se hacía y deshacía, y tenía más cuartos que un hotel.

En noches de descontrol no pueden faltar las amigas fieles, esas que están dispuestas a todo, las que alientan, pero también cuidan; piden autocontrol o en el peor de los casos, si se quiere descualquierar, la cuida para que no se vaya con el primer idiota que aparece y le dice que es linda para lograr lo que quiere, a ese tipo de parceras es a las que les debe agradecer eternamente por evitarle amanecer en una casa que no es la suya con un man que nada qué ver. Y fijo esa misma amiga es la que luego le está cogiendo el pelo cuando va de cabeza en el inodoro. Esas viejas se merecen el cielo.

Aunque muchos no lo crean los hombres también han padecido tusas, han llorado amargamente por esa vieja que los dejó de querer, que se fue con otro mejor o peor, igual se largó. En esos momentos es que están los perros fieles, que no fallan, fijo no falta el que le dice: “se lo advertí desde el principio, era una bandida”, o empiezan a salir a la luz secreticos como que su ex le caía a todos sus amigos; pero igual están esos parceros que le prestan el hombro, lo acompañan a ahogar las penas y le dicen que viejas es lo que hay. Salud por ellos que no lo dejan morir.

No podemos dejar por fuera a los amigos especiales… qué sería de la vida sin esos arrocitos en bajo que siempre están disponibles, para lo que sea, cuándo sea y dónde sea, definitivamente la vida no sería la misma, porque no hay nada más ‘claro’ que ese tipo de amistad en la que el mismo o la misma que le escucha todas las historias de amor y desamor está dispuest@ a darle cariñitos cuando es necesario, en tiempos de debilidad; pero ojo, que ese tipo de relación prospere depende de qué tan claras estén las reglas del juego, no sea tan bob@ de confundirse y dañar esa bella y sobre todo, sincera amistad.

Los amigos son calidad, son tan calidad que deberían tener agremiaciones y hasta sindicatos porque muchas veces uno es tan perro que lo mínimo que puede llegar a merecer es una demanda. Que le den un cariñito y no ser capaz de devolver una llamada es sucio, cochino, guache…

Lo malo de esos sindicatos es que llevarían las de perder ya que hay una máxima clara dentro del código de la amistad: —Usted me conoce, yo no lo vuelvo a hacer—. Así se terminan las peleas entre amigos, entre los buenos porque con los malos lo único que se necesita es estar en la inmunda.

Pensándolo bien, hay ocasiones en que los amigos no son tan necesarios. Siempre hay un violinista que no aprendió a tocar ni una flauta. A cuántos no les ha pasado que después de dos semestres de remadera con la chica o chico en cuestión les terminaban aceptando una cita y ese día su mejor amigo se tiraba todo. No son excusas pero a él o ella le pudo pasar lo siguiente: Me dejó Juan, ya no quiero vivir más, marica. Estoy en un chuzo inmundo ¿tú?; Negrito, me atracaron, lo estoy llamando de un teléfono público ¿me recoge?; ¿Dónde está?...

Oiga, conteste. Ah no fresco, ya lo vi, está con Cata, ya le caigo (mensaje leído); Papi, estoy rascado. Quería decirle algo, yo tuve un cuento con Cata, no le había dicho para no dañarle el parche pero hágale que ella es medio bien (mensaje leído - doble chulito azul).

¿Quién quiere un amigo así? Tal vez Jorge Barón para darle la patadita de la buena suerte. Lo bueno de esos amigos es que al crecer van mejorando, pero aún hay motivos para desacreditarlos, nos queda el colegio y hasta el jardín.

En el colegio siempre hay un santurrón, un individuo criado por las más altas esferas religiosas, un personaje incapaz de decir una mentira; sin embargo, lo queríamos porque teníamos fe y pensábamos que si lo tratábamos bien el de arriba nos iba a echar una manito por default, pero no era así. Primero uno terminaba tirándose el año y segundo, lo llevaban a rectoría porque ese amigo mojigato lo delataba por haber rayado el pupitre con solo una mirada.

Cuántos pensarán que los niños en los jardines son inocentes y cero prejuiciosos, tal vez todos pero eso no es cierto. Lo más probable es que los adolescentes y adultos tengan una memoria bastante pobre (el alcohol es perjudicial para la salud) y no lo recuerden. En el kínder siempre ha existido un niño tragón con ganas de hacerse amigo de todos, porque parece un osito cariñosito, y con una cualidad única: regarse la sopa encima de la camiseta de Mickey y eso no es lo peor. Lo malo de este personaje es que la mamá no le manda muda de cambio y el pequeño con el tiempo comienza a descomponerse lentamente. Al terminar el día todos se despiden y uno, caminando desprevenido, termina recibiendo un abrazo sorpresa de él y ahí lo que se piensa es ¿para qué carajos quiere este… un amigo? Para sentirse mejor, para eso los tenemos. Con disgustos o sin ellos la vida no tendría ningún sentido sin los perritos porque ellos son los que nos prenden la vida.

Noticia

Vea el comercial que se burla de los nuevos AirPods de Apple

El canal de YouTube llamado Team Coco realizó una parodia sobre los auriculares que lanzó Apple hace unos días.
 
En el video se ve las siluetas de algunas personas que están disfrutando de la música por medio de los AirPods, bailando sin parar, pero los movimientos bruscos hacen que los auriculares salgan a volar y como resalta el video, tienen grandes probabilidades de perderse.
Noticia

En el amor sirven más las huevas que la plata

Por: Tato Devia @ElPeloparado
Estoy cansado de pensar que si me enamoro me van a dejar. Pero cómo no sentir ese tipo de cosas cuando cada una de las chicas con las que me he metido me han cambiado por sujetos que tienen BMW, estudian en universidades cuya carrera cuesta nueve millones de pesos y viven en cualquier lugar de Bogotá que inicia por ciento algo con séptima; ah, y algo que no puedo dejar pasar, todos se han ido durante 6 meses a algún lugar del mundo con la excusa de aprender otro idioma (cosa que es mentira porque lo que realmente hacen es emborracharse con gente de todo el mundo; bueno, eso es lo que cuentan ellos mismos cuando se ponen a hablar de sus malditas “chocoaventuras”). 
 
Y sí, sé que sueno resentido, pero cómo no serlo cuando el despecho, la tusa o como quieran llamarlo, me convirtieron en el Robin “Love” Hood de los hombres que estábamos en la universidad gracias al Icetex, o de aquellos que alguna vez pedimos que nos llevaran por la puerta de atrás pagando mil pesos para llegar a un barrio donde, si ya eran más de las 10:30 PM, teníamos que “pegar el pique” para huirle a los posibles ladrones o en el mejor de los casos, para encontrarnos con un dizque vigilante montado en un destartalada bicicleta, que lo único que inspiraba era más miedo debido a esa ridícula estrategia de hacer ruido con un pito bajo el pretexto de espantar a las ratas (El miedo radicaba en cómo poder estar tranquilo junto a alguien que cree que el silbido de un pito lograba que los ladrones dijeran: corran, corran, que viene el macabro hombre de la bicicleta, que Dios nos salve).
 
Pensarán que me estoy desviando del tema, pero no; al contrario, porque resulta que muchos hombres despechados llegamos a pensar eso: me dejó por pobre. El cine, la música y, obviamente, las telenovelas, han reflejado todo esto en una cantidad de material cursi y sufrido el cual, estoy seguro, alguna vez hemos sentido como propio llegándolo a manifestar con un “Síííííí, eso me pasó a mí”. 
 
Pero ¿QUÉ PASARÍA SI alguna vez ese personaje que fue discriminado en el amor por su realidad socio-económico-intelectual consigue plata? Y ¿QUÉ PASARÍA SI algunas de esas mujeres que lo abandonaron a uno ahora están desempleadas, con hijos y arrimadas (porque ya no se casan) junto a un sujeto, que como siempre lo tuvo todo, ahora es un completo incompetente que le tiene miedo a la crianza y depende de los pocos centavos lastimeros que su familia le consigna para seguir con la apariencia de que todo está bien? 
 
Y además, ¿QUÉ PASARÍA SI después de mucho ella te agrega de nuevo a Facebook, un día te encuentra en el chat, te saluda y arranca con un: “me he dado cuenta por tus fotos que te ha ido muy bien ¿no?, me alegra mucho”, y después sale con una perla como: “A veces me acuerdo de ti y de lo bien que la pasábamos, lástima que no hayamos seguido”? ¡Por Dios!, maldita p… &%$&#”@, fuiste tú la que no quiso seguir, me cambiaste por un BMW y un idiota que lo manejaba, aquel que ahora es el papá de tu hijo, sí, ese que te la pasas criando todo el día mientras que tu “amorcito” se emborracha con los amigos en la 85. Eso es lo que pensamos en ese instante y desearíamos responder en el chat, pero no, lo único que algunos nos limitamos a decir es: “Pues sí, más o menos, ahí vamos jajaja”. Que se note la humildad. 
 
Ahí es cuando tantas lágrimas, llamadas sufridas a las 3 de la mañana, borracheras, regalos sorpresa en la portería del edificio de ella para demostrarle que uno era la mejor opción, moños de globos amarrados a la chapa de la puerta de la casa, papás diciéndole a uno por teléfono “es mejor que no la busque más joven”, serenatas y demás estupideces, se ven recompensadas.
 
Qué fresquito saber que aquella que nunca tuvo fe en uno, que llegó a sentir vergüenza cuando uno decía en público el barrio donde vivía y que al final de la relación seguía solo por la lástima de no hacer daño, ahora se ve frustrada en una relación y con una vida que no deseaba. Y es que mujeres, a veces, es mejor tener un novio con huevas que con plata, porque la plata se va, pero las huevas se quedan y son esas mismas las que lo hacen a uno “un hombre que vale la pena” refiriéndome a aquel estereotipo del sistema, o mejor, de las familias, con el cual descalifican a la masculinidad en el amor.
Noticia

LO QUE ESTUVO HACIENDO THOR DURANTE CAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WAR

Muchos fanáticos del dios del trueno se preguntaron por mucho tiempo la razón por la que el héroe de Marvel no hizo acto de presencia en Capitán América: Civil War, en la que tampoco apareció Hulk.
 
Aunque el hecho de dejar a estos personajes fuera del filme estaba ligado a una decisión creativa, los seguidores querían una respuesta sobre por qué el personaje terminó fuera del conflicto entre Steve Rogers y Tony Stark. 
 
A continuación el video dirigido por Taika Waititi responderá a todas sus dudas.
 
Noticia

LA ÚNICA REGLA ES QUE NO HAY REGLAS

Por: Nicolás Rodríguez @nicolasoch

‘La única regla es que no hay reglas’. Desde que el hombre que se levantó en dos patas y conquistó la tierra, se inventó un mundo con reyes, dioses y reglas. De la vida cavernícola, libre y frugal, pasamos una existencia plagada de mandatos divinos y terrenos. Y la vida se llenó de reglas y de leyes; reglas para la mesa, reglas para ir al baño, reglas para hacer el amor y reglas para dormirse y para acostarse.

Pero ¿Qué pasaría si de un día para otro se acabaran las reglas y leyes que durante milenios han regido el destino de la humanidad? ¿Cómo sería vivir en un mundo donde la única regla es que no hay reglas?

Lo primero que pasaría es que desaparecería la ropa. El hombre volvería a caminar libre por la pradera, ‘empeloto’, sin que nadie le diga que debe taparse sus ‘vergüenzas’ porque ya no serían sus vergüenzas sino más bien un motivo de orgullo (en el mejor de los casos). Desaparecería el maquillaje, las cremas depilatorias y los desodorantes. Los pelos volverían a reinar en el mundo y Norberto’s, Gillette y Rexona quedarían condenados a la extinción.

Se acabaría el matrimonio. Hombres y mujeres correrían libres por el bosque jugando a las escondidas, a la ‘lleva’ y ‘a que te cojo ratón’. Haciendo el amor cada vez que les coja las ganas y comiendo cada vez que les coja el hambre. Se acabarían las esposas furibundas, los rulos y los maridos infieles.

Desaparecerían los wedding planners, los notarios, las suegras y todas esas alimañas que viven de la ya no tan sagrada institución de matrimonio. Se acabarían las amantes porque ningún hombre las mantendría a cambio de que no lo delaten con su esposa porque no habría esposas (y porque, recuerden, se extinguió el maquillaje, los bodys y el blower).

Se acabarían las escuelas y las universidades y todas aquellas instituciones que enseñan al hombre cosas inútiles como a tener miedo y a tener modales. Los profesores se quedarían sin trabajo y por fin podrían dedicarse a lo que debieron haber hecho desde el principio: a aprender algo.

Los abuelos volverían a enseñar a los niños las cosas básicas de la vida: cómo levantarse una chica en el lago, cómo bajar los frutos de los árboles sin que se le enreden las ‘vergüenzas’ en las ramas y cómo tocarse la nariz con la punta de la lengua para impresionar a las mujeres en las fiestas.

Se acabarían los ladrones porque no habría propiedad privada y todo sería de todos. Se acabarían los pobres porque los frutos de los árboles, los peces del mar y las cuevas para resguardarnos alcanzarían para todos, por lo tanto los ricos, los policías y otras alimañas que reptan por la tierra se extinguirían por selección natural (porque todo aquel que no pueda procurarse su alimento por sus propios medios estaría condenado a morir).

Se acabaría el racismo y las discriminación porque, sin duda, los negros serían los amos de la tierra por su fuerza extraordinaria, su piel resistente al sol y a los elementos y su mera presencia haría que los demás sintieran ganas de volver a usar ‘tapa rabos’.

Se extinguirían los curas y los políticos y todas aquellas criaturas que viven de los demás. Los políticos serían condenados a trabajos forzados por el resto del período electivo y los curas serían obligados a escuchar los sermones de los viejos y los locos por el resto de la eternidad.

Desaparecerían también los psicólogos y los psiquiatras y sus costosas y extenuantes terapias serían reemplazadas con un paseo por el bosque para buscar setas mágicas y ranas amazónicas alucinógenas. Se acabaría la depresión y el estrés y la máxima preocupación de los hombres será tener la barriga llena y el corazón contento (a lo que ayudan mucho las mujeres y los alucinógenos).

En un mundo así, sin reglas ni leyes, sin Dios ni Ley, la gente sería genuinamente feliz y se acabarían las broncas y las peleas, las guerras y los conflictos y la paz y la alegría reinaría en los corazones de los hombres (hasta que se acaben los frutos de los árboles o los alucinógenos).       

Noticia

Las cosas que siempre quise y nunca me dieron

Por Jaime Espitia

Insta: Jaimeandresespitia

Nunca fui el chico con el tipo de padres que les compraban a sus hijos absolutamente todo lo que pedían y les cumplían cualquier capricho material. Definitivamente no lo fui y muestra de aquello se da en las tantas cosas que quise pero que finalmente debía resignarme viendo cómo se las compraban a mis primos y amigos. No digo que nunca tuve un juguete ni mucho menos, tuve y por montones pero no de esos con los que uno se obsesionaba cuando pasaban el comercial por la televisión.

Cuando pienso en una de las primeras cosas que en verdad deseé con el alma viene de inmediato a mi mente el famoso Autolavado de Hot Wheels, yo en ese entonces tenía unos 6 años y a un primo se lo habían regalado, cuando lo vi quedé enamorado, quería tener uno para montar los carritos y enjuagarlos como trapo sucio. Al mejor estilo de un buen niño a esa edad jodí muchísimo a mi papá para que me lo comprara, era todos los días “pa, yo quiero eso, yo quiero eso” y él me decía “un día de estos”, eso era para mí como cuando a uno le dice la novia “tenemos que hablar”, así de fatal, porque nunca he sido de esos que tienen la capacidad para esperar, es ya o ya.

Tras un buen tiempo de espera se aproximaba mi cumpleaños en agosto, efectivamente mi padre le dio a mi mamá el dinero para que fuera y comprara el dichoso regalo unos días antes –esto lo supe un tiempo después–. Al llegar el anhelado 25 de ese mes me despertaron temprano, pues tenía clase; sin embargo, primero me felicitaron por mi séptima vuelta al sol, me entregaron los respectivos obsequios y como dijo Santos, “ese tal Autolavado no existe”. ¿Qué pasó con lo que yo quería? Pues, a mi mamá le pareció que era tirar estúpidamente el dinero comprando eso, así que prefirió comprarme un Bananín. Para quienes no recuerdan, era un espécimen de dudosa procedencia, hermano de Bananón, que hacía parte de la serie infantil Bananas en Pijama, una serie que me encantaba bastante pero era algo rara, ¿unas bananas que se daban en la cabeza mientras decían “zumbale” y tras del hecho nunca se quitaban la pijama? Creo que quien escribió eso no estaba muy sobrio que digamos.

Luego de tal decepción vendría una nueva, mis amigos me restregaban como esponja Bom Bril por la cara sus PlayStation 1 cada que iba a jugar a sus casas, porque simplemente a mí solo me ilusionaban con uno y siempre me salían con bolitas. Así fue un largo tiempo, pidiendo y pidiendo ese PS1 hasta que llegó navidad. Como todo niño, me asomaba al árbol y revisaba los regalos que había bajo este, uno de ellos decía “para el hijo menor”, tenía forma de caja medio plana y ancha. Por si las moscas lo abrí a medias y sí, era un jijuemadre PS1, bueno, al parecer. Los siguientes días fueron de decirles a mis amigos que ahora podrían ir a mi casa a echar Play. Cuando llegó la nochebuena y nos dispusimos a destapar obsequios no podía esperar por la consola, primero fueron los calcetines, las babuchas de garra de tigre, luego las pijamas y esos regalos que toca destapar con la sonrisa más fingida intentando no demostrar  la decepción porque no era lo que quería. En fin, cuando destapé el obsequio, lo abrí con toda la emoción acumulada que un niño intenso puede tener, de repente sentí una bofetada al corazón al mejor estilo de Bruce Lee, adivinen, era un PS1, pero un Poly Station 1, de ese que se compraba en SanAndresito o en algún remate de esos cercanos a casa y era idéntico al Play. El único plus era que tenía Mario Bros, nada más, igual sacó la mano al poco tiempo. Cuando iba a jugar donde uno de mis amigos, ese man me pegaba unas pelas impresionantes en FIFA, eso hasta que pude tener…no, una consola no, sino unos emuladores de PS1 que se instalaban en el computador y leían todos los cd de juegos. Algo es algo, porque como bonus, tenía aparte del emulador de Play, uno de Super Nintendo 64 y otro de Nintendo 64.

No puedo dejar pasar uno de los juguetes más emblemáticos para los niños, el Max Steel. Vuelve y juega, era navidad, lo quería y resulté teniendo uno muy parecido, de nuevo en SanAndresito, yo sé que pareciera mi padre solo comprara los regalos allá pero no es así, sólo que tocaba ahorrar. La única diferencia entre mi juguete y el de los comerciales era que se llamaba Power Steel, incluso la letra llevaba la misma tipografía que el original. Era algo así como la Barbie que tenía su versión clandestina llamada la Marbelle.

Unos añitos más tarde, cuando ya había salido el PlayStation 2, por supuesto, quería uno, era alrededor del año 2004. Mis padres tienen una amiga que viaja muy seguido a Estados Unidos, en ese tiempo algunas cosas se conseguían más baratas en el país de Mickey Mouse, así que tras mucho rogar íbamos a encargarle a la señora el aparato. Cuando fuimos a darle el dinero, resulta que había viajado el día anterior y otra vez me quedé sin Play, sí, me partieron el corazón, quedé entusado, ya después no quisieron comprármelo. No fue sino hasta que salió el PlayStation 3 que pude comprar el 2, lo bueno fue que al poco tiempo lo cambié por el 3 pero ya estaba a punto de salir el 4.

Ya en mi pre adolescencia se pondría de moda el Blackberry, uno de los primeros smartphones que daban de qué hablar, además de su cómodo teclado QWERTY, traía un servicio de mensajería exclusivo de la marca, el famoso PIN. Era normal que se lo pidieran a uno para agregarlo al chat, pero pues como uno no tenía quedaba como un pelmazo, entonces tocaba a punta de Windows Live Messenger, que poco a poco salía del mercado. Para intentar estar en la onda insistí como siempre a mi papá para obtener uno, no tengo idea de cómo hacen los padres para aguantarse a sus hijos, el caso es que fue un nuevo intento fallido. Finalmente fuimos al SanAndresito de la 38 a “comprarlo” y lo que realmente terminé teniendo fue uno, pero chino. No les voy a mentir, era muy parecido, pasaba sobrado por Blackberry viéndolo desde lejos; sin embargo, al acercarse era obvio que era chiviado, incluso daba pena sacarlo. Además no se imaginan la curtida que me pegaron mis amigos, no sé cómo no tengo traumas psicológicos  de tanto bullying. Después de ese empecé a tener celulares decentes y los que deseaba.

El día en que pude tener exactamente lo que quería, de determinada referencia, valor, color, marca, capacidad y demás fue cuando empecé a ahorrar y a comprarme mis propias cosas, así que a quienes les dan gusto en absolutamente todo, valórenlo y a quienes no, pues, parceros, los invito a que empiecen sus ahorros. 

Noticia

Qué pasaría si fuéramos más directos

Por Jaime Espitia

Insta: jaimeandresespitia

Vivimos en un mundo de posibilidades, uno que nos divide entre lo que pudo ser y lo que no fue, llegamos a ser cobardes en diversas situaciones, no nos atrevemos a decir lo que pensamos. Quizá todo comenzó en el salón de clase cuando teníamos la respuesta a lo que el profesor preguntaba y por atembados no lo dijimos, finalmente el tontoniel que estaba a nuestro lado, que además de eso nos oyó decir suavemente la solución, lo dijo y quedó como el que dejó todo de sí mismo en el aula. Fue ahí el primer momento en que probablemente no aprendimos a decidir, a decir sí o no, a elegir blanco o negro sin quedarnos en el gris de las decisiones. Miremos algunas representaciones de esto:

-No sé qué le cuesta a las personas decir las cosas como las piensan, sin rodeos, sin marearlo con tanta cantaleta. Por ejemplo, ¿por qué no decirle a esa persona que a uno le fastidia que le hable que simplemente no quiere hablarle? Se evitaría el pan de cada día en el que vibra su celular y es pepito o pepita con su intensidad a flor de piel. Uno l@ despacharía con un simple “parce, no quiero hablarle, ¿no se da cuenta que le respondo cortante? Eso no es en vano” en vez de sacarle el trasero de a poquitos y maquinar una serie de ideas para que no vuelvan a saludarlo. Además que esa intensidad viene acompañada de una rendición de cuentas, así es, como lo leyeron, tras del hecho toca rendir cuentas a las preguntas que hacen, tales como: ¿Y por qué no me respondías?, ¿luego dónde estabas? O peor aún “pero, yo te vi en línea todo el día”, a eso uno simplemente responde “es que dejé el celular en casa y se me quedó todo el día abierto Whatsapp”. 

-Otro claro ejemplo está en cuando a uno le gusta alguien y sospecha de que el gusto es mutuo, pero en vez de tomar la decisión de hablarle simplemente se hace el pendejo por miedo a perder, a que no sea correspondido o a hacer el oso al decirle “venga, es que usted me gusta” y que le respondan “tan lindo”. Díganme qué es lo que pierden al ser directos, pongámoslo de la siguiente manera, usted dentro de las posibilidades tiene un 100% que deberá dividir, tras comentarle a esa persona su atracción por ella tendrá un 50-50, 50% de que le diga que no y otro 50% que le diga que sí, pero si usted no es directo habrá perdido un 100% que navegará en el qué hubiese pasado si “tal cosa” y finalmente usted usará la opción de llamar a un amigo pa’ que lo consuele, porque por no actuar rápidamente usted podrá cantar “Perdí por lento”.

- En otro caso bien conocido, digno de denominarse el “¿usted no sabe qué me pasa?” de algunas chicas, están muchos hombres que navegan en ese limbo de realmente no saber qué le pasa a la pareja. ¿Por qué sencillamente no le dicen al man “parce, deje de mirar viejas  por la calle” o “viejo, es que me enrabona que usted haga esto o lo otro”?  Créanme, uno muchas veces no sabe qué les pasa, pero simplemente al preguntar le responden a uno “usted sabe muy bien qué me pasa” y uno no sabe ni siquiera cuándo nació la mamá.

-Sea directo al involucrarse con alguien, si usted no quiere nada serio dígalo, si no termina hiriendo a la otra persona y eso no es justo, mejor dicho no sea como la vieja en (500) Days Of Summer.

-Entre los peores está cuando le quieren terminar a uno pero no son capaces de decírselo tal cual, por el contrario comienzan con sus “no eres tú, soy yo”, “es que estoy en una enorme confusión”, “démonos un tiempo”, con este me refiero a esos tiempos que son para mandarlo al carajo a uno, si quieren tiempo deles un reloj y sale. De verdad, es mejor que digan “me mamé de usted”, “no quiero estar más a su lado” o en el peor de los casos “me gusta alguien más”, eso dolerá muchísimo, pero duele más no saber por qué lo están dejando. También aplica en cuentos cortos y amores de verano.

Lo más importante es ser directo con usted mismo, no se mienta, como recomendación hágale caso a su mamá, ella tiene un sexto sentido del que carecemos completamente, ella sí que es el mejor ejemplo de una persona directa, si ella le dice “Pepe, no se meta con esa vieja que no le conviene”, pues, viejo acepte su recomendación si no resulta vuelto shit. Si le dice “mijo, no se junte con Fulano”, hágale caso, quién quita resulte por allá en malos pasos”, si le dice  “apague el arroz” apáguelo si no lo enciende a chancla. 

Noticia

No me digan ficti, muchachos

Por: Iván Hernández Jaramillo  @ivanprensacine

Muchachos, no puede uno quedarse ridículo toda la vida y es que ustedes se pasan de ridículos con sus "ficti", sus "sisas" sus "parce", sus "marica", "huevón", etc., porque les sucede lo que a mí me pasó cuando llegué a los 30, me vine a enterar de que la vida no era un juego y que había que tener pulso en los cojones para asumir esta realidad que parece cada vez más una cruel ficción. Está bien salir con bobadas hasta los 12, tal vez hasta los 15 años, pero uno no puede comportarse como un impúber hasta la jubilación, ni mucho menos expresarse con el mismo gusto de porquería solamente comparable con pintas como las de Snoop Dogg.

A su edad muchachos, les venden siempre el cuento del trabajo gratis, del amor por el arte, de que sus nombres van a figurar, de que serán famosos y que si trabajan solamente por mostrarse otros los van a contratar por el valor justo. Les diré: ¡Vil mentira! una vez gratis siempre gratis y les voy a contar por qué. Para ser sincero hago esto para poder tener unas cuantas copias de la revista e ir a las universidades para ver si me topo con alguna muchacha que quiera que un hombre maduro como yo, se la firme con un sharpie, a la larga, pura gana de quererme parecer a George Clooney. Pero para ser aún más sincero, yo no hago esto para figurar, yo ya figuré mucho lastimosamente, yo lo hago por la plata, para poder ajustar para las cuotas de dos recibos y una bolsa de leche, y este es mi consejo de adulto mayor maduro número 1. No trabajen gratis y si van a hacerlo gratis, que eso les asegure una cita con la secretari@ del jefe o con su hij@, o con la misma jefe. No sean ficti que uno con la fama no compra la carne en la fama y billetera mata galán, que no les diga Televisa lo contrario.

Para poder escribir un artículo pulcro y honesto mejor empiezo por lavarme las manos y estirar el brazo para saludarlos. Hola, soy Iván y el consejo adulto número 2 que les voy a dar me pone a pensar en los muchachos que se chocan el puño pero no se dan la mano para saludar, símbolo inequívoco del terror que les da mezclar la piel con otros de su mismo sexo. Créanme, no tengan miedo a definir su situación sexual por saludar de mano como es debido.

Siempre, siempre den la mano para saludar y miren a los ojos. Eso es saludar con estilo. Pero no den la mano como quien agarra un papel higiénico mocoso ¡No!, den la mano con berriondera, como con firmeza, no sabe uno a quién pueda estar saludando. Esto me acuerda la vez que un hombre altísimo me saludó por mi nombre sin que yo lo conociera. – Hola Ivánhola, hola ¿cómo estás?– Hablando con un acento español cachondísimo. Este hombre alto, español, ojeroso y cachondo, resultó ser nada más y nada menos que Nacho Vidal, pero yo en ese momento no lo sabía, yo simplemente lo saludé muy entusiasta, hasta que alguien de 40 años con la misma jerga de ustedes me lo presentó y me dijo: ¡Marica!, le diste la mano a Nacho Vidal, y en ese momento me enteré que había agarrado el equivalente en cuerpos de modelos a las monedas que llegan a circular en hora pico en un bus. Es por eso que mi consejo de adulto maduro número 3 es: Siempre lávese las manos, no sabe uno qué anda agarrando, y sobretodo lo más importante, no salude actores porno desconocidos…

¡Ah! y no den el puño para saludar, eso no quita lo gay si es que eso les da susto.

Mi consejo número 4 de adulto interesante es: dejen de bautizarlo a uno con el nombre de huevón, muchachos, yo me llamo Iván, no huevón, yo me hago pero no me llamo. Uno no tiene ningún problema a aceptar su bisexualidad latente, y es que uno tiene en su interior tanto a un hombre como a una mujer (mamá y papá). Entonces si me dicen quiubo huevón y me dan el puño para no tocarme la palma de la mano, me van a hacer creer en los mitos del callo naciente por la masturbación, y peor aún, que se me va a poner dura la mano derecha si los toco firmemente, cosa que no quiero.

Mi penúltimo consejo para los muchachos impúberes es rodearse de gente interesante en situaciones extrañas para tener siempre qué contar. No hay nada más aburrido que tener amistades comunes y hablar cosas ficti para tratar de impresionar. Por ejemplo alguna vez tuve el chance de trabajar con Louis Morin el encargado de efectos visuales de Michel Gondry. Otra vez pude asesorar a Aaron Eckhart luego de una entrevista contándole en cuál lugar de Colombia podía filmar una película de una hija secuestrada, misma que nunca se secuestró en Colombia sino en otro país a razón, presumo yo, de mis malos consejos. Que día me encontré a Poncho Rentería en una fiesta sadomasoquista gritándome -¡Hola campeón, hola hola campeón! Hace años sostuve una charla fantástica con Rodrigo Santoro, Xerxes en 300, de su papel como el futbolista Heleno de Freitas. Presencié a Peter Greenaway siendo sentado a la mala en una premiación nacional de cine –no diré el nombre— cuando desde el altillo le gritaron: ¡ Mr. Greenaway SIT SIT! Para luego dejarlo a oscuras sin que se pudiera acomodar. A Jiří Menzel, director de la película ganadora al Premio Óscar de la Academia (ahora Mejor Película de Habla no Inglesa) por la cinta Trenes rigurosamente vigilados, le pude escribir un guion luego de una feliz borrachera en la Circunvalar, etc etc etc. Siempre valdrá la pena tener cuentos que contar. No todo puede ser carros, parciales, reggaetón, embarazos accidentales, madrugadas a Profamilia y partidos de fútbol.

Y el último de "mis sabios" consejos es que mientras estén jóvenes, sean siempre interesantes y aprovechen, ya que cuando uno es viejo y le da por actuar como muchacho, la cosa se pone vergonzosamente penosa.

Noticia

Esta podría ser la canción principal de Suicide Squad

Sin duda esta es una de las películas más esperadas de 2016 y ninguno de los adelantos cae mal, la noticia ahora es la posible canción principal que se filtró  en un show que se dio el pasado 2 de abril, en el que Skrillex y Rick  Ross presentaron su nuevo tema, en este se dice que se escuchan cosas como Suicide Squad, Killer Croc, Gotham City y hasta purple Lambo.
 
Warner Bros no se ha manifestado, ni para afirmar o negar los rumores, por el momento les dejamos la canción para que juzguen ustedes. 
Para escucharla clic AQUÍ
Noticia

Vomité, perdí mi dignidad y no sé qué más pasó esa noche

Resulté en la enfermería de un bar, arrodillado, con mi torso apoyado sobre una caneca intentando reconstruir las lagunas mentales que acechaban mi cabeza y preguntándome dónde estaban mis amigos. Para deducirlo debía rebobinar el casette.

 Era mi cumpleaños, quería celebrarlo como todo veinteañero, alcoholizando el momento hasta más no poder. Salí de casa junto a mi mejor amigo, Nicolás, con rumbo a la celebración de mi nueva vuelta al sol, arreglado y perfumado, como era debido. Llegamos a las 10:15 pm cerca a la entrada del bar, ubicado en Chapinero, donde me encontraría con mis amigas y amigos más cercanos. Como buenos colombianos, llegaron casi a las 11:00 pm, afortunadamente la farra iba hasta las 6:00 am o bueno, hora a la cual aspiraba a salir del sitio sin tambalear. Mientras esperábamos a los demás, con Nicolás decidimos fumar una cajetilla para pilotear el frío que hacía y comer un sándwich, porque eso de tomar con el estómago vacío es fatal.

Al reunirnos con los demás, nos dispusimos a entrar, hicimos la extensa pero rápida fila, pagamos el cover que incluye barra libre hasta las 2:00am, lo que inmediatamente me hizo entender que iba a tomar como barril sin fondo. Al pagar me dieron un vaso que se convirtió toda la noche en mi acompañante, pues fue en ese en el cual me pedí trago en las barras de los 13 ambientes que tiene el lugar. Entramos, algunos eran sorprendidos con lo grande del sitio y es que en verdad, es inmenso, como para perderse, eso sí, la logística resulta impresionante.

 De ambiente en ambiente, de barra en barra, sirviendo trago como en dispensadora de gaseosa de cine, me hacían bajar en fondo blanco vasados de vodka puro, como si fuese agua tras salir del gym, pero no importaba, era mi día, todo se valía y luego de un pésimo año merecía poner el cronómetro en ceros.

 Transcurría la noche entre risas, baile y alcohol, la mezcla de luces colaboraban un poco más con la ebriedad. No sé en qué momento decidí ir a uno de los baños de la disco, porque sentía que debía regurgitar todo aquello que había consumido, Nicolás se encontraba igual o peor que yo. Al llegar a uno de los baños, nos dividimos diciendo: “ya nos vemos, todo bien”. Él entró a uno de los cubículos y yo a otro, fue la última vez que lo vi antes de pasar unas horas sin saber de él. Apenas eran las 2:00 am, en ese momento el baño se convertiría en mi refugio, sitio en el que duré 1 hora antes de que los logística golpearan la puerta preguntando: “¿está bien?, ¿lo llevamos a enfermería?”,  a lo que yo respondía con mi voz fingida de sobrio “sí, todo bien, ya salgo”, pero en verdad pensaba qué haría si no encontraba a mis demás amigos, y si se iban sin mí qué, tenían mi billetera, mi dinero.  

 No podía levantarme, no era dueño de mis movimientos, así que los de logística tumbaron la puerta y me cargaron hacia la enfermería del bar. Probablemente fue el momento más  vergonzoso de mi vida, era como estar en un desfile del man más boleta. Mientras me paseaban camino a la enfermería, al tiempo que veía borroso —como persona que refunde sus anteojos— y mi cabeza daba más vueltas que La Tropicana en Mundo Aventura.

Ya en la enfermería, observé a mí alrededor, estaba repleta de viejas entaconadas con el maquillaje corrido, tipos cabizbajos, con quienes teníamos dos cosas en común, estar totalmente ebrios y haber dejado que la noche se llevara consigo nuestra dignidad. No puedo olvidar las baldosas, la luz tenue y el frío que tenía, inmediatamente asimilaba el lugar a una sala de urgencias en la que todos esperábamos nuestro turno para ser atendidos, solo que en vez de eso el único remedio sería caer profundo y despertar ya en las respectivas casas.

Con la cabeza dentro de la caneca, hice mi mayor esfuerzo para levantarme y dar un vistazo panorámico, de derecha a izquierda, al final del salón, pude ver a Nicolás echado en el suelo, pálido tirando a transparente, junto a él a dos amigas sacándolo del lugar. Yo no tenía voz para llamarlas, mientras tanto veía cómo se retiraban del sitio e interiormente imaginaba un método para salir de ahí. Afortunadamente una de ellas volteó la mirada, me vio y yo con el último esfuerzo levanté mi brazo derecho y caí. Me sentí más afortunado que Liam Neeson al encontrar a su hija en Búsqueda Implacable.

Me sacaron de allí y nos reunimos con los demás afuera del bar. Sentado en el andén a las 4:00am tomando un Pedialyte, intentaba retomar la conciencia. Era momento de ir a casa, pero Nicolás seguía mal, como pudimos cogimos un taxi y lo acomodamos en el puesto del copiloto, le pasamos una bolsa, el taxista en su miedo de que ensuciara el vehículo nos dejó tirados unas cuadras más adelante. Por suerte conseguimos de inmediato otro y en breve ya estábamos en casa. Al despertar, el guayabo nos pasaba la cuenta de cobro, Nicolás no recordaba absolutamente nada, había perdido su billetera, su dignidad y el celular, solo quedaban las fotos en mi teléfono celular, la ropa sucia, las versiones de mis amigos y unos cuantos videos que registraron mi malestar y palidez.  

Prometí no volver a tomar por lo menos en dos meses, pero a los 15 días ya estaba de farra nuevamente. 

Noticia

¿Qué pasaría si todos fuéramos clones?

Por: Paulo Hernández
 
Todos siendo exactamente iguales sería algo tan aburrido como escuchar a un comediante en un funeral. Las relaciones de parejas serían tediosas. No tendría razón de ser el exquisito sabor amargo de los celos. ¿Por qué he de sentirme mal por otro que es exactamente igual  a mí y obvio, tiene el pipí del mismo tamaño? Claro que en un mundo de clones yo haría esa pequeña diferencia. Sería el clon con tremenda actitud. 
 
Si todos fuéramos iguales, tendríamos dos opciones: ser demasiado gamines o ser demasiado decentes. Yo optaría por la primera en la mañana y la segunda en la noche. El caos perfecto. 
 
La comida sería estéticamente presentada para que todos la consumieran en porciones racionales y no cabría la idea de hacer reguerito de jugo. Los clones no sorberían sopa (cosa que considero uno de los placeres de la soledad), no se les quemaría el arroz, no tomarían tinto y tampoco se desahogarían con un madrazo al quemarse con una papa criolla. Nadie sufriría del colon, ni de diarrea, ni de malos olores. Ir al baño sería un acto casi simbólico. 
 
El sexo sería raro. No habría razón de concentrarse en un punto en el techo o divagar con pensamientos estúpidos para no terminar rápido. Un clon simplemente tendría sexo con la luz apagada y por la simple razón de quitarse un poquito ese verano que ya lleva día y medio. (A veces parecemos clones, excepto los que llevamos en verano cerca de un mes).
 
El aula de clase en un mundo de clones se acercaría a lo que anhela un profesor, que en nuestro mundo real, debe aguantar cuarenta criaturas que se ven obligadas a ir al colegio porque en la casa no se los aguantan (cruda realidad). Sería un aula perfecta. Al sonido de “saquen los cuadernos”, se escucharía la melodía de la cremallera de la maleta abriéndose al unísono, el lapicero escribiendo lo que el profesor clon enseña. ¡Momento! No habría profesor clon. Todos seriamos iguales y sabríamos lo mismo.
 
Si todos fueran iguales, clonados, mirando para el mismo lado, seríamos lo que la televisión y la publicidad siempre han querido con nuestras asalariadas vidas: consumidores perfectos. No habría que impulsar la duda para que eligiéramos cualquier producto. Si es el producto que el sistema nos va a dar, nos lo jartaríamos de una. Lo único que sería bueno es que el día que nos toque pola, todos tomaríamos cerveza hasta saciarnos. Y lo mejor: Gratis. Punto para la clonación. 
 
Elegir mujer sería tan fácil como lavar los calzoncillos en la ducha. Y a las mujeres les quedaría tan bien esa frase que tanto les gusta: “todos los hombres son iguales”. La misma mujer que le gustaría a mi mejor amigo, me gustaría a mí. Y podemos intercambiarla. Ellas harían lo mismo . No habría punto de comparación con las estrellas de Hollywood que tan mal nos hacen sentir a los feos cuando ellas los observan con ojos de lujuria mientras dicen: “Ese man sí que está bueno”. De esta manera, todos estaríamos buenos. O todos seríamos feos.  O todos seríamos feos pero con plata. 
 
Si todos fuéramos clones el mundo sería tan aburridor que las películas no tendrían trama. Las pequeñas discusiones serían asunto de la ficción. Los errores que tanto nos gusta cometer serían una utopía. La vida sería un chiste escrito por algún físico aburrido en un momento de brillantez. 
 
¡Al carajo los clones! Prefiero la desigualdad, lo que nos hace ser tan fastidiosos e interesantes a la vez. Prefiero envidiar ciertas cosas y ahorrar por otras. Salir a la calle y ver tanta gente tan diferente, tan extraños, mujeres tan bellas, hombres tan feos, tan nosotros. 
 
Noticia

Sia, Natalie Portman y Jimmy Fallon interpretan IKO IKO

En la reciente edición del Show de Jimmy Fallon, se pudo ver a la cantante SIA y a la actriz Natalie Portman junto al presentador, interpretando un clásico de 1965 del grupo The Dixie Cups. En el video aparecen los famosos junto con los músicos y todos lucen la peluca que suele usar la cantante.
 
Noticia

Agüeros de fin de año

Quisiéramos saber a cuántos de los que han salido corriendo a la medianoche con la maleta se les cumplió el deseo de viajar por el mundo, o cuántos deseos de los 12 que pidió mientras se comía las uvas se le cumplieron, o si en serio le funcionó ponerse los cucos amarillos.

 Nos preguntamos si hay personas a las que estos agüeros les arreglaron el caminado en el año nuevo, que nos cuente la fórmula para ver si la aplicamos. Pero bueno, en Colombia no es el único país en el que se hace el oso por los deseos para empezar con pie derecho, aquí les tenemos unas creencias de otras partes del mundo para que se anime a probar, que tal se les haga el milagrito:

Argentina

* Si su propósito es conseguir pareja en el nuevo año, no le puede faltar el 31 de diciembre unos cucos rojos, así que a cambiar los amarillos de la buena suerte por el color de la pasión. Que si no tiene a nadie en la mira, no importa; si su pareja lo acaba de echar, todo bien que año nuevo vida nueva. Que si funciona o no, ni idea, pero si está muy desesperado hágale, nada se pierde.

Chile

* Si quiere alejar las malas energías que lo acompañaron en el 2015 y empezar el 2016 limpio, lo mejor es que  aliste la escoba, nada que la copa para el brindis, ni abrazo de fin de año; lo que tiene que hacer es ponerse a barrer la casa de adentro hacia afuera, ese es su propósito, que nada lo desconcentre, buen viento y buena mar con esa misión.

* Nada de pavo, ni uvas, si lo que quiere es un 2016 prospero haga un plato de lentejas y a las 12 en punto coma, mátale fe a cada cucharada que se va comiendo, no importa si sus familiares sus amigos se burlan, usted va con el propósito claro de dejar de ser pobre.

 Perú

*  Para que le vaya bien en el 2016 haga todo con su lado derecho en la noche del agasajo. Nada de empezar a dar pasos con el izquierdo, porque si lo hace se condenará al fracaso en el 2016.  Si va a bailar, pilas la embarra, la copa en la mano derecha; todo con el lado derecho, no piense en más.

* A veces quisiéramos que nos pasaran un borrador por la cabeza y olvidar los malos ratos y personas, entonces parece que en algún lugar del mundo se inventaron una fórmula mágica: muñeco de trapo + relleno de papelitos con todo lo que quiere olvidar + fuego+ 31 de diciembre a la media noche = borrón y cuenta nueva.  Fijo si lo hace otro día del año no va a funcionar.

La verdad no tenemos la mínima esperanza que alguno de estos agüeros funcione, pero como dicen que la fe es lo último que se pierde, inténtenlo y eso sí, si les funciona, nos cuentan para probar a finales del 2016, porque ojo esto solo funciona el 31 de diciembre.

 

Noticia

Neochirretismo

Por: E.C “BART@BARTCOMEDY_

No es un secreto para nadie, que las más oscuras prácticas se han llevado a cabo desde que la humanidad creó, inventó, deseó, planeó o simplemente de la nada, nació el instinto de beber. Podemos buscar culpables; es más, podemos hacer una urna virtual para saber quién en realidad nos indujo a este vicio tan DELICIOSO de tomar y bailar, que para los términos de la New Age denominamos farra.

URNA VIRTUAL.

¿Quién de los siguientes personajes cree que inventó la farra?

a- El dios Baco

b- Satanás y los demás del parche

c- Jesús en uno de sus más reconocidos milagros

d- Sabrá misia hijuep&%*

Yo creería como buen colombiano que fue la d. Es más, tengo una hipótesis: misia hijuep&%* hizo una fiesta invitando a los señores a, b y c, y de dicha orgía (o pues me imagino que fue lo mínimo que debió pasar) nació la farra. Cabe anotar que la definición de farra no es la expresión de la palabra jarra dicha por un tiranosaurio desdentado con paladar hendido que aparece en perfiles de Twitter; es más complejo que eso, ni el mismo dios Baco de la mitología grecorromana en su infinita lujuria y desdén por la moral, hubiera inventado un nombre tan prolijo para definir en una sola palabra la ingesta desmedida de: Licor – Música – Drogas – Baile – Obscenidad.

Toda esta amalgama de pecaminosidad es la farra, damas y caballeros, una oda a la perversión de la humanidad. Y todo esto sería genial si no fuera por la plaga y plebe desadaptada que practica estas dichosas farras, culicagados de 13 años ebrios por los andenes y chiquillas de 14 dándoselas de mujeres vividas y dispuestas a las más bajas pasiones. Estirpe perdida de todo tipo de géneros, esta nueva raza de bebedores farreros llamada: “NEOCHIRRETES”.

Ahora bien, uno desea salir a tomarse unos vinillos, o por lo menos en el caso mío, que soy ligeramente bohemio, no como dicen algunos “un maldito borracho de mierda”.

Una noche normal en la selva de cemento o eso uno cree, cuando salen personajes que parecen salidos de una novela de terror; así pues desde mi punto de vista; estos personajes a continuación son los peores que se pueden encontrar en una noche de farra en las calles de Bogotá.

El HIPSTER ELECTRÓNICO

Este personaje con gafas y barba, con un complejo de superioridad porque se leyó 50 sombras de Gray o algún libro de Chuck Palahniuk y porque se vio una que otra película de Stanley Kubrick, tiene por hábitat la calle 85 y alrededores, en especial Carulla, buscando con suerte alguna chica y buscando en sus bolsillos el dinero para comprar ya sea un vodka, un vino tinto de mediano proceder, una de néctar verde; porque el rojo es pa’los camioneros y obviamente pasarlo con Redbull o si no se les acaba la gomelería. Todo esto para pasar el rato y debatir temas de gran importancia como:

- Mari#%, ¿Te diste cuenta que la tonta de Cata no se lo dio a

Juancho?… ¡Súper bueno que está y esta imbécil lo dejó ir!

- Pues Mari#%, yo no sé, pero yo a ese niño me lo como entero, o sea, no le dejo ni las ganas de preguntarme el nombre…papacito rico.

- ¡Ay Caro, no sea garosa, deje pa’todas.

EL DE LA MOCHILA BARETERA

Digamos que se le acerca un chico de aspecto hippesco, con greñas recogidas y una mochila que huele a diantres; mejor dicho usted dice:

— Muchacho revise su maleta, porque creo que se le murió algo en ella. Además que está finamente adornada por cuanto broche del Che Guevara existe, y si es bien abusivo con su mochilita, un broche de Nicolás Maduro.

No contento, debate sobre la situación política siempre acompañado de cualquier vodka que termine en “Caya”: Verascaya, Caniscaya, Staniscaya… Porquenosecaya; o en su defecto con una pola en la mano, OJO: ¡QUE LE DURA TODA

LA NOCHE! y ay de aquel que le hable de política. Se sale de los chiros y se le salen los demonios de la mochila.

- ¡Que va…! ¿Usted es pendejo?, ¿Sabe cuánto daño le hace esos comentarios al pueblo?… ¡Necesitamos al socialismo para que todos tengamos por igual…! ¡MUERTE AL CAPITALISMO BRUTALLL…!!!

Más bien me hace el favor y me presta pa’l bus… ¿Sí?

SOLO MIYOTS LOCA

Yo sé que todos hemos visto peligros en nuestras vidas, pero nada más temeroso que esto, que ni siquiera NATGEO ha podido hacerles un especial como el del tiburón. En la oscuridad de la noche en uno de los manjares de la farra, ‘Cuadra picha’ en la Primera de Mayo, habita un espécimen de la farra. Como lo diría en su momento Rafael Pombo:

El hijo del Brayan uno de miyots,

Salió esta mañana mancao el verraco,

Con pantalón 3 rayas, `y pipa pa’l carro…

Podríamos seguir este bello poema, pero se nos va media vida. Lo cierto es que si usted en sus farras ve a un chino de dudoso proceder, con gorra de miyots, saco de miyots, zapatillas marca ‘laridas’, mechero largo y una forma de pedir pa’l chorro, que es como él llama al licor. El Chorro va desde lo más refinado, que es el aguardiente Néctar rojo, hasta el chamber (compuesto químico realizado con alcohol medicinal y frutiño…¡sí, el de Higuita!) en forma mis perros.

- ¿Y qué dice el perro?, mi ñero tiene liga para una de néctar, o se va hacer gestionar.

- ¡Tómelo todo…hasta mi cuerpo es suyo, pero de por dios no me toque con esa camiseta de miyots….!

Así pues, creo que después de esta rápida descripción de esta nueva forma de hacer la farra, de estos nuevos neochirretes; me dejaré invadir por mis ancestros y seguiré servilmente a las fiestas de Pastor López, espumosos de manzana con galletas caravana y a bailar con la tía fea en diciembre. Y vivir con alegría será mi FARRA.

*"El artículo anterior es solo una sátira y una burla de nosotros mismos vista desde la comedia. NO fue hecha con la intención de dañar, ya que todos tenemos el derecho y la libertad de elegir nuestra personalidad".

Noticia

Historia de una aguja

En un cultivo hidropónico de quinua y guayaba trasnochada, que antes fue taller de lipoescultura, MALLPOCKET encontró una aguja que se animó a contarnos su testimonio para esta edición, tan adictiva como apasionada. Siéntense y siga, pero eso sí, asegurándose de no encontrársela cerca de su trasero.

Nadie está feliz con los brazos y piernas que le tocaron: que por gordos, flacos, cortos o demasiado largos: todos se quejan de sus extremidades a pesar de tenerlas, y eso es lo que más agobia a Guasamayeta*, una aguja cabezona y ciclopesca que, como la canción de Roberto Carlos, quisiera tener un millón de amigos, o por lo menos un bracito para defenderse en la vida, porque eso de ser aguja por avatares del destino es algo que no se termina de tragar.

Es que nadie quiere a las agujas, por ponzoñosas y maldadosas, porque son como los perros Pitbull: caen en malas manos y terminan sufriendo la mala reputación de por vida. “Me fabricaron empezando el siglo XX, dizque para coser las botas de unos soldados. Pero me hicieron el feo por gorda”, cuenta entre lágrimas esta ya adulta aguja que, en sus tiempos en la guerra, fue utilizada para que los combatientes hicieran bromas a sus compañeros de batallón, dejándola en sillas, camas y almohadas.

 

“Fue una época difícil, porque en resumidas cuentas me cayó encima todo el peso pesado de la ley”, agrega. Esa ha sido su condena: caer en la sobrevaloración, pues a pesar de su diseño original y específico para una tarea marroquinera, ha probado de todo, literalmente. “Del bolsillo de un soldado pasé a la mano de su hijo, todo porque el niño tenía una piñata y el papá me regaló, para que su hijo me usara para despejar el camino con quien quisiera sus dulces”. Cruel testimonio, pues en esas conoció todo tipo de pieles, ojos, dedos y superficies donde fue insertada, sin reconocimientos de ninguna clase, porque ni medio dulce le dieron.

“El problema es que las agujas salimos en la Biblia, y salir ahí es estar amenazado de por vida”, cuenta mientras un niño le pincha el globo a otro con su retaguardia. “Después de que Jesús dijera que los camellos podían pasar por nuestro ojo – que entre otras cosas se llama hondón–, a todos esos benditos les dio por intentarlo, y a la gente por verlo (…) Y así fue que terminé en la vida del circo”. Guasamayeta cuenta esta parte con sumo dolor, pues dice que ahí perdió la inocencia en la nariz del hombre tachuela, que la usó para practicar y luego la dejó, “como cualquier hombre con cualquier mujer”.

De ese oscuro momento –y de innombrables recovecos corporales que conoció– logró migrar haciendo una arriesgada movida: le pagó a un elefante para que la lanzara dentro de una canasta de palomitas de maíz, logrando así afectar la mano de un cliente que, ni corto ni perezoso, demandó al circo hasta sacarle el último y lánguido peso, por supuesto quebrándolo. Es por eso que a Guasa, como le dicen de cariño, no la quieren ver ni en pintura, porque como sirvió de informante, terminó chuzando aquella noble institución de entretenimiento.

Pero el destino le tenía un nuevo giro, pues por recomendación de un paquete de papas desocupado que le sirvió de refugio, conoció a una agonizante abeja que le envidió su poder puntiagudo, y le reveló que por ahí sueltas, en todos los jardines del mundo, existen flores de todo tipo, dispuestas a que se les extraiga el polen, sustancia que termina enamorando. La abeja murió sin advertirle que ella no era animal, y que enterrarse en una flor les cuesta la vida; así que Guasa fue, se clavó a varias flores y no respondió nunca por las consecuencias, dejando su semilla esparcida y además huérfana.

Como eso de las sustancias le quedó gustando, preparó un portafolio para volverse subversiva, pues entre una chaqueta de cuero estaría su futuro. “Me volví metacha, y hasta punkera, de esas que van prendidas a la ropa y aguantan todo. La vaina es que no me imaginé que en un concierto de esos, me caería encima un polvo blanco que me cambiaría la vida para siempre”, cuenta entre lágrimas, pues ese fue su inicio en la decadencia en su nuevo hogar: el cine.

 

Y sí, porque ese polvo blanco resultó ser maquillaje en tono dos, el mismo que un famoso actor y músico se tuvo que aplicar a la hora de rodar la película Réquiem por un sueño. “Yo llegué al cine dizque para ser llanta de repuesto, o bueno, aguja de repuesto, porque las llantas ya no me dejan ser sus amigas y ni siquiera nombrarlas. Me tocaba pasarle un líquido a las venas de un muchacho ahí todo loco, pero en el proceso y en tanta toma de repetición, pues la vaina me quedó gustando, así que me enganché”. Guasa ahora era famosa, pero eso le costó su libertad hondal.

A diferencia sus primas y hermanas, que se dedicaron a vacunas niños, o a coser calzones, Guasa probó los placeres carnales, pues fue usada para perforar cuerpos y conciencias hasta el punto de ser desechada. “Es que eso es lo que no sabe la gente, que nosotras somos como cucarachas: somos lo que queda después del desastre. Entonces la botan a una ahí, al piso; y luego que venga abra la caja de guaro con la aguja, o que arréglele la perforación al otro, y que a fin de cuentas una sigue ahí, así la desechen”.

Y desechada fue que terminó, hasta que una amiga de la misma caja que la vio por casualidad pidiendo plata para el chamber le habló del punzante mundo de la acupuntura, técnica que estaba dándole empleo a todas. Guasa hizo la fila y se enganchó, literalmente, al dedo gordo del pie de una señora encopetada que, por errores de carácter, se la robó entre un zapato, por aquello de querer hacerse acupuntura a su estilo y sin pagar. “Yo he probado de todo, pero estar dentro del tacón de doña Alicia no se lo recomiendo ni a una bomba de helio”, cuenta entre risas.Y es que esa doña Alicia de la que habla, sería su nueva patrona, hasta que una vez más todo cambió.

Fue doña Alicia que la trajo a su casa actual, un cultivo de fruta bastante particular, donde trabaja como espantapájaros de intrusos: ahora está incrustada en un alambre de púas, “Aunque yo le digo alambre de agujas, pero a las púas no les gusta. Me tratan como al boliviano que estuvo con los mineros chilenos, si viera esa montadera. Menos mal tengo lo mío y no me dejo”.

Así ve pasar los días, conectada a una reja, desde donde sueña con algún día volver a estar en manos de algún niño travieso, o por lo menos de un anciano diabético, algo que le justifique un poco más de acción y menos de comodidad, “porque eso de vivir enrejada no aguanta”. Guasa se enfoca en un intruso que se acerca al cultivo, y en su chuzar lento pero intenso deja ir la frustración de una vida que le fue esquiva, pues su diseño la llevó a experiencias desagradables, pero que le han permitido vivir intensamente. Nos despedimos de ella trayéndole un huevo, para sacarle con ella un poco de la clara, y hacer con eso un pastel para un cumpleaños al cual nunca será invitada: el de las llantas del carro nuevo.

Noticia

El peor error de La Bobada Literaria*

Nuestro mayor error fue crear un blog para decir lo que pensábamos. 
 
Especialmente porque no pensamos. En una época en la que todo el mundo tiene algo que decir –así sea copiado y pegado de una idea genérica– y lo puede hacer público, una opinión más siempre sobra. La nuestra, desafortunadamente, llamó la atención de algunas personas que le dieron resonancia; a una escala comparable con ser campeón mundial de Piedra, papel y tijera, nos convirtieron en celebridades de Twitter, aunque nadie leyera nuestro blog.
 
Suponemos que así se siente Pacho Santos cuando escriben libros en su honor –así los hagan pasar por parodias–, Sofía Vergara cuando le piden que se empelote en alguna “revista para hombres”, Fernando Vallejo cada vez que se escandalizan con sus diatribas o La Negra Candela cuando la demandan: adjudicar importancia a personajes irrelevantes solo es una prueba más de la bobada generalizada, no solo literaria, de un país que necesita desviar la atención de su ridícula cotidianidad.
 
Nos empezaron a hacer entrevistas, cada una más insulsa que la otra, hasta que todo desembocó en hecatombe: tuvimos que pasar una tarde en “La Ventana”, de Caracol Radio, respondiendo cosas como que si nos gustaba salir a pasear los puentes festivos. Desde ahí, todo ha venido en picada: los tres integrantes del blog fuimos deportados de España por hacernos pasar por mujeres y en Colombia lo único que conseguimos fue vender Yerbalife porque nadie nos quiere dar trabajo e, incluso, quienes dijeron que éramos #grandes hoy nos tienen vetados en sus medios.
 
También perdimos a nuestras parejas, nos hackearon la cuenta (bancaria y de Blogger) y, lo más trágico de todo, Daniel Samper Ospina nos quitó el saludo.
 
*Este texto fue escrito desde la clandestinidad de Chapinero.
Noticia

EL ORIGEN DEL GUAYABO

Por: Ibrahim Salem Zahrán Khalil
 
@ArabeSinCamello
 
Según numerosos estudios realizados en los últimos años, Latinoamérica es la segunda región del mundo donde más alcohol se consume por persona. Para tristeza de muchos, Colombia no encabeza la lista, de hecho, se encuentra en el 
puesto doce en la región.

Puede que esto nos sirva a algunos como aliciente para tomar más y a otros les preocupe que el país no pueda destacarse ni en eso, pero no hay que olvidar lo que conlleva vivir en este pedacito del mundo con gente bajita, católica y toma trago: que dedicaremos, tradicional y sacramentalmente, nuestras mañanas de domingo al riguroso ritual del Guayabo.
 
Arrodillados con humildad en el piso y apoyando nuestra frente en el frío borde del inodoro invocaremos los poderes sempiternos de nuestro señor para lograr exorcizar ese demonio con nombre ruso o inglés que doce horas antes nos seducía mezclado con granadina para los más finos o con algún saborizante en polvo de nombre medio portuguesiño para los menos “quisquillosos”. Y es que, si por probar una manzana, Dios decidió castigar las mujeres con dolor y a los hombres con esfuerzo, seguro que aplicó el mismo principio como reprimenda por probar ese delicioso y amargo néctar que nutre la vida nocturna del mundo entero.
 
Pero ¿qué es el guayabo? Aparte de ser el nombre alguna tienda de barrio y un árbol tropical que se alza hasta cinco metros de altura en el patio de alguna tía abuela, es una pintoresca patología que se manifiesta en síntomas físicos y morales qué varían en intensidad, duración y (algo que a veces no percibimos quienes lo sufrimos) olor. Se le conoce también como resaca o perra. Parece que el directamente proporcional a la cantidad de trago, al dulce del trago, a la edad del paciente y la gravedad de las acciones del mismo.
 
¿Y de dónde salió? El primer guayabo vino con el primer borracho. Un tiranosaurio que salió a divertirse con sus amigos. En medio de la borrachera apostó con un triceratops a que no eran capaces de atravesar nadando el lago de brea y terminaron fosilizados y exhibidos con su sonrisa dinosaurio borracho en algún museo europeo. Más tarde un niño cavernícola se distraía mirando el fuego y dejaba reposar de más un jarro de maíz que su mamá había puesto en agua para poder ponerlo a pitar al otro día. El maíz en el agua comenzó a degradar sus azúcares y fermentarse, para que no lo regañaran el niño sirvió así el mazacote y su padre al tomarlo le encontró cierto gusto y tomó hasta emborracharse, comenzó a gruñir y reír y a dar tumbos y golpes a las paredes. A nadie le pareció extraño porque era el comportamiento normal de la época. Lo que si les pareció extraño fue que al otro día papá cavernícola amaneció con un intenso dolor de cabeza y náuseas y llamó a su jefe para pedir el día, al verlo tan mal le dieron la incapacidad y el tipo comenzó a tomar el brebaje cada vez que quería un día libre y la costumbre se hizo tan popular que el jefe tuvo que crear el fin de semana para que todos tomaran una noche y pudieran recuperarse al otro día. Tal costumbre se mantiene hasta nuestros días. 
 
En realidad, hay tantos guayabos como tragos en el mundo y es difícil determinar su origen. El guayabo inicia cuando se suelta el último trago y todos lo sufrimos. Al igual que los delgados que presumen de comer de todo y no engordar, está aquel que dice jartar de todo y no sufrir guayabo, pero es mentira, el guayabo se sufre siempre, así sea moral. Cuando dejamos esa copa servida porque ya nos entró en reversa o esa pola hasta la mitad porque nos embuchamos, ese es inicio del guayabo. En ese instante es cuando la noche de juerga y parranda termina, así sean las 6 de la tarde (para los que comenzamos con la tarea temprano), y comenzamos a bailar con la fea, literalmente, se nos acaba el encanto y la dicha y surgen las ojeras y el cansancio y el “me quiero ir” se hace presente. Y te vas dando tumbos y gritos y sintiendo la soledad como una herida expuesta a la sal de un trago michelado (sí, también surgen las frases trascendentales y rebuscadas) porque el guayabo se vive en soledad porque nadie lo vive como uno así lo vivan con uno.

Cuando llega la mañana es tiempo de reconocer lo que pasó, rearmar recuerdos entre los amigos y preguntar de quién es la casa donde se amaneció y quién es la persona con quién se amaneció. Salir a buscar caldito con costilla y una cerveza, porque para una perra, pelos de la misma perra. Y recordar que al amigo en la bebida y al amigo en la resaca, nunca el cuerpo se les saca.
Noticia

El peor error de Santiago Moure

Actor 
 
@MoureSantiago
 
Yo quiero parafrasear a Borges y decir “he cometido el peor error que un hombre puede cometer, no he sido feliz” y yo le agregaría el hecho de haber nacido, pero no es culpa mía, la verdad a mí me cogieron cortico, yo no existía, yo habitaba la nada y arbitrariamente mis padres con una acción coital decidieron traerme a este valle de lágrimas. A partir de ahí se generan una serie de equivocaciones, y es que cuando hay un error inicial y no se corrige, siendo el error inicial el nacimiento, pues la única manera de corregirlo es con la muerte. 
 
Entonces, hasta que yo no muera seguiré perpetuando ese error.
Noticia

Jhon Frady Gómez Zuluaga

El loco de la bandera
 
Mi peor error ha sido ser tan grosero, porque ahora tengo muchos enemigos.
Noticia

El peor error de Juan Cardozo

Ac t o r
 
Mi peor error fue haber causado un incendio, cuando tenía 8 años, junto con un primo. Un día estábamos en la casa de mi abuela y molestando prendimos un fósforo y empezamos a prender cositas, se nos olvidó apagar una y se incendió un mueble, después no sabíamos cómo apagarlo e incendiamos toda la casa.
 
Noticia

El peor error de Martín de Francisco

P r e s e n t a d o r y p e r i o d i s t a
@MdeFrancisco12
 
Claramente hay cosas que uno no hubiera querido hacer, pero que si no las hubiera hecho no habría llegado a darse cuenta de ciertas cosas. Como estamos en un mundo bipolar, donde todo tiene una parte buena, una parte mala, una negativa y otra positiva, entonces no queda otra opción que ver el error como una situación que lo llevó a un lugar en el que no esperaba estar, pero que sirvió para tomar las cosas de otra manera. 
 
He cometido muchos errores en mi vida, por ejemplo ser muy extremo en la rumba, pero no puedo verlo como una connotación completamente negativa; o también haberme metido en proyectos que duraron nada, solo tres meses, como por ejemplo un programa con Pacheco, ahí el error no fue tanto mío porque él me impulsó a mí, pero Pacheco en este caso sí cometió un error al llamarme.
 
Noticia

El peor error de Diego Mateus

Comediante
CONCENTRACIÓN, ese es el santo grial en el teatro, en la comedia. Y su némesis: la confianza. Esa confianza excesiva, arrogante, fofa, casi delincuente. Ese creo que ha sido mi mayor error en el escenario. Pararse allí con pies de dictador europeo en la Segunda Guerra. O dictador latinoamericano en Twitter. Cuando subes demasiado confiado al escenario pierdes el norte, y sobretodo, el respeto por el público. No hablo del ímpetu, ni del arrojo; hablo de la imprudencia de sentirse más que el público. Hace mucho lo viví, y hace mucho no lo vivo, porque esa sensación de que una función salió mal por culpa de la falta de concentración, duele más que perder una final mundialista. Y para que eso no me pase, y para aprender del error, procuro siempre tener mis buenas gotas de miedo, respeto y enamoramiento por el espectador. El público es una chica guapa y seria. Así que cuando lo enfrento, me muevo suavecito, a punta de risas, coqueteos y mimos; para al final, robarle el beso que he buscado desde el principio.
 
Noticia

Justin Timberlake y Jimmy Fallon le apostaron el Hip Hop

El presentador y el también actor y cantante se unieron para interpretar 23 éxitos que han hecho historia en el Hip Hop, el dueto tuvo lugar en el segmento History of Rap del programa The Tonight Show.
 
Aquí les tenemos  el resumen de la velada.  
Noticia

Los cazadores de mitos pusieron a prueba el final de Breaking Bad

Los expertos en efectos especiales del programa Mythbusters pusieron a prueba el experimento de Walter White en la etapa final de la serie, la ametralladora en el auto. En el siguiente video puede ver si esto funciona en la vida real o solo fue producto de la ficción. 
 
Noticia

En defensa del buen cangrejo

Por Luis Gardeazábal 
No sé por qué los amigos lo miran a uno como si fuera congresista del Centro Democrático cada vez que dice que se vio con un(a) ex, cuando no hay nada más sabroso que ir por esas cenizas y atizar el fueguito que calienta sábanas y sonroja mejillas. Repasar la agenda donde se guardan los momentos de efervescencia y calor es tan provocativo como comer calentado; uno sabe que es el mismo almuerzo de ayer, pero cómo sabe de rico con un huevito.
 
La sociedad estigmatiza al cangrejo por ese odio gitano al ayer, porque tal vez no supera el pasado y por eso lo repele, lo sataniza. ¡MAL! el pasado es lo que nos trajo hasta aquí: sin esa tusa criminal usted seguiría siendo el mismo ratoncito tierno que se iba a morir virgen. Piénselo bien: sin la “tales” del Bolillo no tendríamos a Pékerman, entonces, hay que querer un poquito a la “tales” del ex de la Selección.
 
Para defender lo indefendible entendamos de qué estamos hablando; el término  cangrejiar (no cangrejear) hace referencia a la forma que tiene ese animalito de caminar echando pa’ atrás. Caminar siempre hacia atrás no es malo, ¡es mortal! Pero como no lo vamos a hacer siempre, considerémoslo un deporte extremo momentáneo, un “demomento”. 
 
Si analizamos a fondo, una cangrejiadita es reciclar pareja, y si nos remitimos a la siempre sabia Wikipedia no estamos tan mal: “El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos para prevenir el desuso de materiales potencialmente útiles, reducir el consumo de nueva materia prima…bla bla bla”.
 
“Convertir desechos en nuevos productos. Prevenir el desuso” Utilizar la palabra desechos es cruel, pero es verdad; alguien aquí mandó al otro a jugar a la B. Pero no nos quedemos en que era gol de Yepes, avancemos hacia lo que podría ser un buen amistoso en el extranjero. Además, con el tiempo nos hemos enriquecido, sabemos cositas, tenemos cuquitos nuevos, ese lunar, ¡por favor, hay que prevenir el desuso de ESE LUNAR! Vale la pena volver a jugar solo para recordar, al final recordar es vivir. “Materiales potencialmente útiles”
 
Todos sabemos lo largo que puede llegar a ser una semana, una quincena, un mes, un semestre, un año… Sin carnes. Es lamentable la condición a la que llega el ser humano cuando deja de consumir prójim@, se transforma uno en una fábrica de hormonas desperdiciadas, se llena el computador de virus, se nublan los sentidos; por eso es mejor recurrir al “malo conocido”. Los más exigentes dirán “mona repetida no llena el álbum.” Pero también es cierto que sin repetidas no hay cambio. 
Y si su ex es de aquell@s trozudit@s pues usted estaría haciendo reciclaje de llantas. Gracias por ayudar.
 
Estoy totalmente de acuerdo con esto del reciclaje, es una metáfora perfecta para justificar la cangrejiada, salvo por la parte de “Reducir el consumo de nueva materia prima” ¡OBJECIÓN! Porque la cangrejiadita ha de ser un “demomento” y nada más, de lo contrario sería una segunda parte, y todos lo sabemos: La única segunda parte mejor que la primera, es la de Terminator, de resto son pesadillas.
 
Así pues, la próxima vez que un(a) amig@ nos abra su corazón en un ejercicio de “striptease emocional” refiriéndose a un “demomento”, no le hagamos juicio por cangrejo, pidámosle los detalles (porque somos morbosos) y presentémosle más gente, que por benéfico que sea el reciclaje, la verdad es que no hay cómo estrenar.
 
Noticia

El nuevo show de Luz Amparo Álvarez

La comediante y cantante vuelve a las tablas, en esta ocasión, con su espectáculo Semejante Show, que cuenta con un gran montaje lleno de tecnología, luces y video. Los interesados podrán disfrutar de esta presentación hasta el 12 de septiembre en el teatro Astor Plaza de Bogotá, los días jueves, viernes y sábado. En MALLPOCKET la entrevistamos y hablamos de este nuevo proyecto. 
 
¿Qué tiene de diferente este show?
Nuevos personajes que lo hacen diferente y por lo tanto nuevo contenido, que lo lleva a ser mucho más actual. Tiene a una artista un poco más madura en el escenario, y un toque más internacional. Y a mí me encanta el formato espectáculo, por eso estoy acompañada de una violinista, un patinador, un pianista, un guitarrista, dos vestuaristas tras escena; entonces es un formato más varieté. 
 
¿Cómo fue la preparación para este nuevo espectáculo?
Llevamos 3 meses montándolo con César Augusto Betancourt que es un libretista de humor; porque requiere producción de video, y hay cosas técnicas que uno cuida más para que se sienta que es más espectáculo, es un show unipersonal , no un stand up comedy . A veces es más tiempo en la producción.
 
Cuáles son los personajes que imita y por qué los eligió 
Son más de 60 personajes, entre los que está Clara López, Alejandro Fernández, Mary Méndez, hay uno nuevo la Camarita María que es el que más le ha gustado al público y ha sido una sorpresa para mí, porque pensé que la gente iba a seguir con Ester Tulia Vargas que es la empleada de Palacio.
 
Cuál es el criterio para elegir personajes
Que sean muy populares, que la gente los entienda, que permitan decir cosas y que se den a la diversión. Hay muchos que puedo imitar, pero no son los propicios para humor. 
 
Cuál es el más polémico
Amparo Grisales, porque es nuestra diva y siempre da mucho de qué hablar, creo que es el que genera más picantico dentro del show. 
 
Cuál fue el que más le costó trabajo preparar 
Complicado, Adele, todavía no lo he puesto en el show porque me ha costado mucho. Alejandro Fernández es muy complicado, lo hago, pero hay que perfeccionarlo, porque es un hombre y entonces las mujeres no podemos esconder esa parte femenina, como movemos las manos, como caminamos, como hablamos y lo agudo de la voz. 
 
Por qué dice que Natalia París es como la ‘hija boba’
A Natalia París yo la quiero mucho, ella es un personaje muy bonito, muy dulce y creo que el público también la adora, en este show la intervención de Natalia es muy corta, pero igual hay que hacerla porque la gente la quiere y la recuerda y yo también, le debo 23 años de estar imitándola y ella soportando tanto, por eso la quiero. 
 
Noticia

¿Qué pasaría si el invierno le escribiera una carta al verano?

Querido, individuo:
 Por: Andrés Spinova
@AhoraConMasPunk
 
Lo llamo así porque usted se lo buscó, no se haga el santurrón. Si bien no ha llegado a insultarme, ha puesto a todo el mundo en mi contra para que a usted le rindan pleitesía y lo idolatren. 
 
Nuestros primos mayores, el otoño solterón y la primavera casquisuelta me contaron que anda haciéndome mala fama. ¿A cuento de qué? Usted no es la última Coca-Cola del desierto. ¿Cuál se supone que es su gracia? ¿Hacer que la gente use gafas oscuras para verse cool? ¿Hacer que las mujeres se pongan bikinis chiquiticos? Pues está muy equivocado. Para ver mujeres en vestido de baño estaba Guardianes de la Bahía y para verlas sin ropa, existe Jersey Shore. Le voy a decir una de las grandes verdades para bajarlo de la nube: usted vive a costillas del sol. Todos aman el sol, no al verano. El bronceado y las playas nudistas se las debemos al “mono”, no a usted.
 
Usted hace que las personas huelan a cloro o peor aún, a bronceador de coco y hace que se les meta la arena hasta en el apellido. Hasta hace que todo el mundo se vuelva corroncho y que con dos tragos en la cabeza, se pongan a cantar esa música del demonio, llamada vallenato. Pero lo peor de todo es que usted aclimata a la gente para que anden usando chancleta colorinche y esqueleto en la capital. La alta costura la impongo yo o ¿cuándo ha visto una guayabera floripepiada en la semana de la moda de París? Y no me venga con cursilerías de estudiante, las vacaciones no son tan chéveres. Después de una semana, los estudiantes ya están aburridos de no hacer nada ni ver a sus amigos. Y si son vagos, adivine de qué son los cursos para reponer materias... ¡De verano! 
 
Si a las personas les da frío se ponen un saco, una ruana, un abrigo o se tapan con una cobija. Pero si les da calor, pueden estar empelotas y seguirán sudando la gota gorda, pegachentos y deshidratados. Usted no hace maravillas con los pechos de las mujeres, en cambio yo sí. Una camiseta apretada a 10 grados vende más que cualquier bikini y los hombres me lo agradecen todo el tiempo. Si al caso, lo único que le envidio son los lanzamientos de las películas “jolivuderas”, pero para ser franco, prefiero verlas en DVD. ¿Por qué? Pues porque yo inventé el arrunchis y eso le gana a cualquier concurso de camisetas mojadas. Punto para mí, deberían darme un Nobel, un Óscar, un Grammy o aunque sea un TV y Novelas.
 
No me vaya a restregar en la cara lo de la gripa, eso son patadas de ahogado. Para eso ya existen antihistamínicos que no dan sueño, con sabor a panela y contra la congestión,  el flujo nasal, el dolor de garganta y la fiebre. Yo sé que no soy perfecto. A veces me pongo emo y hago llover mucho, pero también hago nevar. ¿A quién no le gusta tirarse al piso y hacer angelitos? Será al mismísimo diablo y su calor veraniego infernal y a los vendedores de gafas. Es mil veces mejor hacer una guerra de bolas de nieve que andar tragando agua salada de mar. Además, YO tengo la navidad y los regalos, LOS REGALOS dije. ¡Ja! ¡En su carota acalorada! 
 
 
 
Siempre he sido menospreciado, pero la verdad es que la gente lo odia a usted, así no tengan los calzones para admitirlo; porque se suben de peso con todo lo que comen, las mujeres odian que se les encrespe el pelo y los hombres que se les encoja en la piscina. En cambio yo les doy chimeneas, vino caliente y romance. 
 
Deje de ser mala leche y de hacerme mala prensa. Usted parece un palomero que hace el gol sin ningún esfuerzo y además sale en la primera página con los brazos abiertos, pero yo soy el que arma la jugada y hace el pase gol. Admita que leña le gana a aire acondicionado. Palabras más, palabras menos, desde hoy lo saco del llavero. Creo que Vivaldi se descachó, mejor se hubiera ahorrado una estación. Sí, usted. 
 
 
Sinceramente, 
 
Noticia

The Big Bang Theory se une a Lego

Lego ha creado los nuevos set originales basados en películas, series, libros y juegos que estarán disponibles para el público. En esta ocasión los invitados y protagonistas son los personajes de la serie The Big Bang Theory, los cuales hacen parte de la caja que contiene 479 piezas plásticas para armar y que se parecen a los escenarios del programa, por ejemplo el departamento de Sheldon y Leonard.
 
Este set se comenzará a distribuir a partir del primero de agosto y tendrá un costo de 59,99 dólares; es decir, $150.000 colombianos. 
 
Noticia

Enfermedades Faranduleras

Por: Sonia Acero @Cosmosnik
 
Cuando se trata de enfermedades no hay límites para su variada gama: las hay para todos los gustos y hoy en día hasta tienen sus momentos de furor, sus quince minutos de fama y son casi personajes de farándula que encajan perfectamente en los noticieros nacionales, que cada vez demuestran más su calidad como excelentes ejemplos de magazines colegiales. Ese es el espacio donde las enfermedades adquieren tanto protagonismo y personalidad que solo falta que en el futuro seamos testigos de los chismes de las enfermedades de moda, y no habiendo más noticias que dar suena lógico.
 
El Chikungunya, por ejemplo, que es tan famoso y respetado por estos días. Este escandaloso costeño arma farras hasta de cinco días mientras los vecinos cuentan que tiene jodida a toda una región y que es mejor no invitarlo a la casa porque termina cascando al que ve más débil, al que no accede a bailar reggaetón, champeta, vallenato y zumba cuando ya está más borracho. Dicen que los asistentes a sus parrandas quedan con las articulaciones adoloridas por un buen tiempo, porque no los suelta hasta pasados algunos días. Testigos aseguran que se cree La Patasola contemporánea y cuando está hincho de la perra pide que lo llamen cariñosamente Paty.
 
Al parecer, en medio de sus desmedidas fiestas se ha cargado a más de uno, por lo que se recomienda no invitarlo a farras caseras. Lo que no pasa con la tan renombrada Depre, esta artista, al contrario de lo que muchos piensan, es una guerrera de la vida, una todo terreno, uno puede invitarla a cualquier farra. Es de esas que pueden sentarse los domingos a medio día en tienda con rockola que colinda con carnicería y matadero, y se charla a los señores jóvenes con bigote que no saben lo que es ser hipster y a señoras maduritas con delantal que le jalan a la pola sin piedad, pero tienen esa actitud de perro callejero, que camina con un objetivo claro que aún es todo un misterio.
 
A la Depre fijo la encuentran en sus farras favoritas, las de los amanecederos que ofrecen diversión luego de las tres de la mañana, esos chuzos donde se sigue la rumba cuando el cuerpo ya no aguanta y toca ponerlo a aguantar a punta de lo que sea. Le encanta conversar con los que se sientan solos a cabecear al ritmo de la música, y ya dicen las malas lenguas que es la chica fácil que se va con el primero que la invite a su casa.
 
Su momento favorito es cuando la puerta del bar se abre a las siete de la mañana y entra la luz del día que trae de vuelta la realidad que en la fiesta parecía tan lejana. Pero esta estrella farandulera no se pierde la corrida de un catre, le encantan los lugares con derechos reservados y precios de terror acompañados por el bit que retumba cuadras a la redonda de algún Dj que fracasó en el exterior, pero que presume de haber “tocado” en Nueva York o en algún festival de playa para millonarios en tanga. La Depre podrá ser todo terreno, pero tiene estilo, mucho estilo, y nada como un baño de farándula, un buen rato con hijos de presidentes, modelos y otros manes por el estilo que llevan guardaespaldas por si alguien no sabe quiénes son y quiere hacerles daño mientras ellos mismos se hacen daño cascándose en la cabeza, figurativamente hablando.
 
Pero hay alguien que se lleva por delante a estas estrellas enfermizas de la farra, hay alguien que ocupa a diario las primeras páginas y humildemente se acerca a sus enfermos fans que la adoran con devoción: la Ciberadicción. No hay farra que esta diva se pierda, desde terraza sin luz de casa de mamá de metalero, con ladrillos aún sin poner en la que se reúnen amiguitos de barrios aledaños a prender una pequeña grabadora agónica, que parece representar muy bien al género porque casi acompaña la voz gutural de alguna banda Noruega, en medio de conversaciones de fechas, nombres exactos de intérpretes, discos y canciones, pasando por bares de la zona rosa llenos de universitarios y profesionales visionarios que nunca dejan de invitarla; hasta farras gomelas en casa de
papás que se fueron de viaje, aún cuando los hijos ya son mayorcitos de edad, más bien cuarentones atemorizados de salir de casa.
 
La Ciberadicción no tiene límites y aunque muchos la juzgan por destruir la comunicación y por dañar relaciones, ella no se pelea con nadie en las farras y como hippie que es, se sienta en silencio a meditar con los comensales y los sumerge en su realidad paralela que según afirma, también es la realidad que muchas veces es más real que la realidad misma. De esta farrera filósofa se dice que se le ha visto comprando ácidos y sustancias sicotrópicas que la inspiran para sus nuevas creaciones en medio de las farras, pero ella lo niega todo y asegura que son chismes y simplemente le encanta ver a la gente unida
y que disfruten de una comunicación sin límites. Fuentes cercanas a la diva afirman que asiste a los reventones más densos con poderosos gobernantes y en medio de su loquera planea el fin del mundo, ante lo cual ella se ríe y asegura que prefiere no comentar al respecto.
 
Noticia

¡La doble de Ariana Grande!

Recientemente por la web han estado circulando fotografías de la doble de la artista. La chica cuyo parecido con la cantante es bastante se llama Jacky Vasquez y tiene 18 años.

Dentro de sus redes sociales posee más de 100k seguidores en Instagram y más de mil en twitter, ya que posee detalles muy similares como el cabello, la sonrisa, los atuendos y el estilo de fotografías a los de Ariana, que han hecho que muchos las confundan a primera vista.

Noticia

Jimmy Fallon y Jack Black imitan More Than Words

Durante el programa The Tonight Show, el actor Jimmy Fallon junto al comediante Jack Black, recrearon  el video y la canción de More Than Words,  ambos personificando a los artistas Gary Cherone y Nuno Bettencourt.  El material audiovisual se realizó a blanco y negro, vestuario y pelucas muy similares al vídeo original.
Noticia

Aerolínea japonesa creará el avión de Star Wars

La aerolínea All Nippon Airways, plasmará al personaje de la franquicia R2-D2 en uno de sus futuros proyectos. La noticia fue anunciada el mismo día (16 de abril) en el que se lanzó el nuevo tráiler de la película que se estrenará en la pantalla grande el próximo 18 de diciembre.
 
El proyecto va hasta el 2020 y el modelo de avión en el que se aplicará será en un Boeing 787 con el diseño exacto del personaje. El anuncio fue dado a través de la página web de la línea aérea.
Noticia

Video de actor que imita a Robin Williams

El actor Jaime Costa, ha realizado un video que se ha tomado las redes sociales por sus imitaciones del fallecido actor Robin Williams. Durante el clip de 2:05 min, el joven logra representar varias de las películas famosas que llevó a cabo el artista en la pantalla grande.

Algunas de las películas que aparecen en el performance son Nicht at the Museum, Mrs Doubtfire, Good Morning Vietnam, The Birdcage, Popeye y Jumanji,  entre otras reconocidas. El video ha logrado difundirse y convertirse en algo viral por el parecido que tiene Costa con los personajes originales. El autor del video dice que es un tributo al famoso actor por su trayectoria en el cine. 

Noticia

Colombianidad para gringos

Lugar común, camino ya recorrido y tema trillado, tal vez; pero en MALLPOCKET creemos que vale la pena repasar algunas de las expresiones clásicas de esta tierra del Sagrado Corazón para que cualquier extranjero pueda desenvolverse libremente si le da por visitarnos, y en el más arriesgado de los casos, quedarse. 
 
“Más aburrido que un mico en un bonsai”
MORE BORED THAN A MONKEY ON A BONSAI.
 
De los mismos creadores de "Más aburrido que caballo en balcón", llega esta joya de corte animal. Aquí los animales sirven es para eso, para burlarnos y en el peor de los casos matarlos a banderillazos en medio de una plaza. Pero supongamos que los animales se aburren, cosa que no se sabe a ciencia cierta y basta con ver videos de gatos en YouTube, pero resulta cómico pensar en un simio de amplia agilidad y destreza trepadora que se resigna y frustra al encontrarse con una arboleda sin ramas.
 
“Más enredado que cometa de mocho”
MORE TANGLED THAN HAND-DISABLED KITE
 
Dícese de cuando uno encuentra a un sujeto encartado, con las manos llenas y da para pensar que necesita una mano amiga, la misma que no tiene la persona en cuestión, que está en
discapacidad y que por eso es divertida, o por lo menos en este país donde nos reímos e indignamos por todo al tiempo. Se puede usar cuando algo se ve embolatado, o cuando la situación parece un dreadlock de Bob Marley, difícil de desenmarañar.
 
“Más rayado que cuaderno de Kinder”
MORE SCRIBBLED THAN A KINDERGARDEN’S NOTEBOOK
 
Hay gente rayada, y no nos referimos a cebras parlantes ni a alguna víctima de Wolverine. Gente malgeniada, ajisosa y medio lámpara, la misma que anda por la vida malacarosa y como si en el jardín infantil no hubiese recibido la suficiente atención. Y es que de la niñez parece venir el trauma comparativo, pues como buena hoja infantil, sus hojas de vida son desfavorables debido a su mala actitud.
 
“Más picado que muela de gamín”
MORE PRETENTIOUS THAN A HOMELESS PERSON'S TOOTH
 
El verbo “picar” en Colombia puede ser usado de múltiples maneras, una de ellas es correr. Seguramente ese aporte lo hizo alguien que sufrió un atraco, y al ver al pillo escapando y además presumiendo de lo robado resumió el verbo inteligentemente. Picar también es eso, presumir, y qué mejor que el diente de un homeless para decir que alguien es pretencioso, porque no tendrá mucho, pero por lo menos lo tuvo y con eso tiene para dárselas de mucho café con leche.
 
“Más feo que perro de taller”
UGLIER THAN A MECHANICAL WORKSHOP'S DOG.
 
A ciencia cierta no se sabe de dónde proviene este singular dicho, donde le endilgan fealdad a un pobre cuadrúpedo cuya única función es cuidar el taller automotriz y luego dormir debajo de algún chasis. Eso, aunque no tiene nada de horroroso, da para pensar que la fea es la
costumbre de maltratar a los animales, o que tal vez confundieron a algún mecánico de alma cansada con un perro echado mordiendo huesos y orinando libremente. Aquí cabe más decir más feo que Betty la Fea, y tampoco, porque esa fue la cara linda de Colombia en el exterior.
 
“Más ordinario que ataúd con calcomanías”
TRASHIER THAN A COFFIN WITH STICKERS
 
Realmente, la categoría ordinario debería resumir toda la colombianidad en sí misma, pero aquí se puede percibir la esencia de lo que Martín de Francisco y Santiago Moure resumieron en la palabra Chibchombia. Aquí los ataúdes se han velado en casas particulares, calles y hasta estadios de fútbol; pero nada como una pijama de madera que además tenga el sello de frágil, ¿cierto? Lo chabacano resalta en que hasta para la muerte hay pegatinas. Aquí también cabe Más ordinario que yuca en ancheta, o cementerio con timbre, o entierro en volqueta.
 
“Más salado que botón de body”
SALTIER THAN A BODYSUIT’S BUTTON
 
Como en todo el mundo, en Colombia también existe el body, sólo que aquí se suda más para poderlo conseguir, pues la prenda está tan fuera de moda como las marchas por la paz. Momento. Bueno, el ejemplo no aplica, el caso es que no hay nada que conozca mejor la espalda de una colombiana que un botón de body, el mismo que aprisionado contra la piel lucha contra el sudor, que es como el refrescante de los botones y las cremalleras. Aquí se le dice salado a alguien de malas, como al que se robó un caldo de gallina y lo encarcelaron varios años. Entonces el dicho debe usarse cuando alguien toma caldo y es tan de malas que lo riega
en los botones, y limpiando todo termina sudando.
 
“Más perdido que Papá Noel en mayo”
MORE LOST THAN SANTA CLAUS IN MAY
 
En este país no somos cercanos al gordo de la ropa roja con blanco que se inventó Coca-Cola para repartir regalos en forma de oso polar. Lo nuestro es el Niño Dios, un Jesucristo versión miniatura al que a pesar de su carácter de neonato le pedimos que nos haga el trasteo de todos los regalos. Por eso, un San Nicolás en mayo resulta divertido, así como también pensar en Adán un día de la madre, o un moco en una oreja. Colombianidades variadas para el lector nacido en otras latitudes
 
“Más enguayabado que un bocadillo”
MORE HUNGOVER THAN A GUAVA SNACK
 
Esta es una genialidad que cuando logre dominar, será 100% Colombiano. Y es que mezclar la
veisalgia propia del alicoramiento del día después con el fruto del guayabo con que se hace la jalea, es una manera de resumir a este país que parece haber inspirado la Springfield de Los Simpson. En Colombia, guayabo es el árbol, pero también la resaca, entonces compararlo con el principal producto a base del mismo siempre será una joya idiomática alucinante
 
“Más cansón que patilla en llavero"
MORE ANNOYING THAN A WATERMELON ON A KEYCHAIN
 
Cansón se le dice a alguien mamón o jodón, y no en buen sentido. Entonces pensar en usar una sandía como dispositivo para agrupar las llaves resulta engorroso, porque en los bolsillos a duras penas cabe un mamoncillo, a menos que sean pantalones de payaso. Aquí payaseamos y todos mamamos gallo, pero el fastidio generalizado por algo lo comparamos con algo grande, incómodo y que no se puede controlar. Sobre esto, habrá que preguntarle al Tino Asprilla
 
Como el lector sabrá, o de pronto no porque se hizo el gringo, hay cientos de dichos a los cuales se les podría dedicar una sola edición para desmenuzarlos. Por eso, aquí ponemos algunos otros para que usted se anime a buscarles su propia versión estilizada. 
 
“Más clavada que mariposa de museo”
MORE NAILED THAN A MUSEUM BUTTERFLY
 
“Más chillón que un costalado de pollos”
WHINIER THAN A SACK FULL OF CHICKEN
 
“Más peludo que jabón de paseo”
HAIRIER THAN A TRIP'S SOAP
 
“Más pelado que nalga de bebé”
MORE BROKE THAN A BABY’S BUTTOCK 
 
“Más ciego que un chino con orzuelos”
BLINDER THAN A CHINESE PERSON WITH STYES IN AN EYE.
 
Noticia

Las princesas de Disney ahora rapean

Princess Rap Battle es la serie de Youtube que está dando de qué hablar,  en especial el video en el que se ve a Cinderella y Belle enfrentadas en una batalla de rap, en la que las princesas de Disney demuestran un gran talento. La encargada de divertir  a los usuarios con estos videos es la actriz Whitney Avalon, quien también hace de Belle junto a Sarah Michelle quien representa a la princesa  Cinderella.
 
En otros videos también se puede ver enfrentadas a Blancanieves contra Elsa y a la princesa Leia contra Galadriel, entre otras 
 
Noticia

El vestido que genera debates en todo el mundo

Una chica que subió una foto de un vestido a Tumblr para descifrar el color, volvió a todo mundo loco e hizo que el internet explotara de comentarios generando debates y análisis de distintas personas, ocasionando que la gente se preguntara si son daltónicos. A simple vista el vestido tiene dos tonos y aunque un 68% de personas lo ve blanco y dorado, el otro 32% lo ve negro y azul con una pequeña variación.

Opinión
Según nuestro experto en diseño gráfico, el color con el que se ve depende de la percepción visual y de la luz. Cuando se habla de una tela con texturas o con un acabado brillante, la iluminación juega un rol importante en la apreciación del vestido. Como en este caso se trata de dos telas satinadas con un toque entre perlado y marfil (blanco) se crea un subtono lila o azul bajo una luz fría, mientras que para la tela dorada, su tonalidad se ve afectada causando que el espectador lo mire de un tono café y rara vez hasta negro. 

Noticia

Madonna se cayó en su actuación en los 'Premios Brit'

En la versión británica de los Premios Grammy, los Brit Awards 2015, se vio a Sam Smith y Ed Sheeran ganar dos premios cada uno y el momento que se llevó la atención de todos los espectadores fue la aparatosa caída de Madonna, luego que tuviera una falla de vestuario.  Mientras la artista subía unas escaleras, iba a quitarse su larguísima capa pero ya que no pudo, la tela la arrastró hacia atrás por lo que la cantante cayó de espaldas. Aunque sus bailarines no la ayudaron a pararse, Madonna recuperó su compostura y siguió con su canción como si nada hubiera pasado. Muchos dudan de si fue un truco publicitario o un accidente real, pero a juzgar por su reacción de susto en cámara lenta, llenó de curiosidad a los 4.6 millones de espectadores que sintonizaban el show.

Noticia

Christina Aguilera imitando a Britney Spears se vuelve viral

La eterna rival de Britney Spears por el título de Princesa del Pop, Christina Aguilera, fue una de las artistas invitadas en The Tonight Show con Jimmy Fallon y asombró a todos cuando remedó cómo cantan algunas de sus colegas. La cantante y el presentador tenían un generador de imitaciones musicales que elegía de manera aleatoria un intérprete y una canción para que ambos pudieran dar actuaciones diferentes. Cuando llegó el turno de Aguilera, el generador cayó en su segundo intento como Britney Spears y la melodía elegida fue This Little Piggy¸que luego se convirtió en viral rápidamente. La artista descendiente de ecuatorianos, además imitó a Cher y Shakira, mientras que Fallon fascinó a los espectadores con su interpretación de David Bowie.

Noticia

¿Abuelos a los treinta?

Por: Diego E. Valderrama
 
Para la gran mayoría de nosotros sería espantoso. Primero, porque tendríamos que haber sido padres a los 15 años y segundo, porque cargaríamos con la culpa que nuestro hijo siguió nuestra misma suerte. Ahora tendríamos tres décadas de vida y un nieto. Posiblemente sentiríamos que no aprovechamos nuestra vida al máximo, que nos faltaron cosas por hacer; que desde los 15 años tuvimos responsabilidades y no hemos descansado. 
 
Casi todos a los 30 años nos imaginamos trabajando, con una vida estable, haciendo una maestría o quizá un doctorado. Pero no, nosotros estaríamos pensando en comprar ropa de colores pastel para nuestro nieto. Los gastos tendríamos que reducirlos, pues antes era un solo niño que cuidar, ahora son dos. Solo nos queda una opción: ahorrar. Porque si nosotros ya estamos lejos de pensionarnos, que nuestro hijo y nuestro nieto se olviden de ese ser mitológico llamado pensión por vejez.
 
Las preguntas incómodas no se van a hacer esperar.“¿Es tu segundo hijo?”, preguntarán muchos. Y tendríamos que responder con un: “No, es mi nieto”, de mala gana, entre los dientes, con vergüenza. Es obvio, un nieto a los 30 años no es que sea un motivo de orgullo. Eso por un lado, por el otro la cosa empeora: ¿Qué tal un treintañero que se cree de veinte en estas? ¿Ahora con qué discurso va a levantar universitarias? Se le acabó el mundo. Adiós salidas a las Zona T; adiós sushi con los de la oficina; adiós salidas a cine; ya no subiríamos fotos en BBC a las redes sociales, lo de ahora es subir selfies con el nieto. Da pavor de solo pensarlo. Y eso no es todo: cuando tengamos que llevar al nieto a la oficina vamos a estar obligados a aguantarnos la lambonería de los demás. “Ay, cómo está de grande”, “Cómo está de gordo”, “Qué muñeco tan lindo”. Insoportables. 
 
Pero tranquilos, en medio de la tragedia no todo es malo.  Cuando tengamos 50 años nuestro nieto va a tener aproximadamente 20 años, y eso puede ser una ventaja si somos viejos verdes.Para este momento nuestro nieto es un adolescente universitario.
 
Noticia

Horóscopo Mallpocket

Descubre qué te deparan lo "astros" para esta semana (9 al 15 de febrero)
 
Aries: Es cierto que eres alegre y entusiasta, pero por lo general a la gente le molesta que los despiertes gritándoles en la cara.
 
Tauro: Tus papás nos pidieron que escribiéramos que te levantes y busques trabajo, están aburridos de mantenerte.
 
Géminis: Es tiempo de cambios, geminiana, no se te ve bien el bozo; geminiano, el brillo labial estuvo bien sólo el viernes por la noche.
 
Cáncer: Borra el historial la próxima vez que uses el computador de tus amigos, los están echando de la casa.
 
Leo: Sé paciente, esa uña encarnada sanará pronto. Muchas velas blancas y ungüento a la lata.
 
Virgo: A todos nos salen mal algunas cosas, no te preocupes. Pero no te pases, te vemos muy mal con eso de triunfar.
 
Libra: Estás rodeado de personas que quieren ayudarte, por favor deja de rociarlos con gas pimienta o deja de preguntarte por qué estás solo.
 
Escorpio: Tienes una oportunidad muy tentadora de crecer económicamente. No lo hagas, es una pirámide.
 
Sagitario: Aprende a distribuir tu tiempo. Sabemos que te quedaste viendo Pókemon hasta las 3:40 am.
 
Capricornio: Hoy la suerte está de tu lado. Ese barro en la cara se te va a quitar, el juanete comenzará a desaparecer y ese problemita de sudor irá disminuyendo.
 
Acuario: Es un buen momento para ponerle orden a tu vida, andas muy despistado y ni los astros te van a salvar de salir en calzones un día de estos.
 
Piscis: Por favor deja de bailar el Gangnam Style, llegaste tarde al 2012. 
 
Noticia

El tráiler de '50 sombras de grey' en versión Lego

Lego no se quiso quedar por fuera del boom que ha traído el film basado en la novela de la británica E. L. James, el cual ha agotado las preventas de los lugares de estreno, pues recreó el tráiler de la película con sus figuras.  Si quieren ver los detalles y reír un rato, acá se los dejamos. 
 
Noticia

Video viral sobre el cuerpo ideal de la mujer

Un video proporcionado por la cuenta en YouTube de BuzzFeed se ha convertido en un viral con más de 9,000,000 de vistas en sólo 4 días desde su lanzamiento (el 26 de enero), en el cual se muestra cómo es el cuerpo ideal de la mujer con el paso de los tiempos. Se empieza con la figura femenina desde los tiempos de Cleopatra en 1292 D.C. hasta los tiempos actuales.

Noticia

Llega el nuevo videojuego de axeso5

Zombies-Monsters-Robots, ZMR , Aniquila Mata Destruye 2015 es el nuevo videojuego de la plataforma de juegos online axeso5.
 
En el 2015 los gamers colombianos intentarán sobrevivir la adrenalina zombie
 
● Premiado por Curse.com en la E3 2014 por tener la mayor variedad de monstruos
● Un juego gratuito para todas las edades, con una temática de supervivencia y terror que fomenta el jugar en equipo.
 
Para mayor información, los gamers podrán conocer detalles del lanzamiento del videojuego en la página web http://zmr.axeso5.com
Noticia

El regalo más cotizado para navidad

Desde que las selfies se pusieron de moda en los Premios Oscar, surgió todo tipo de dispositivos que facilitaron este tipo de tomas, desde el timer en los celulares hasta los Selfie Sticks que fueron popularizados por la marca de cámaras de aventura extrema GoPro. Originalmente, estas extensiones eran utilizadas para captar un mayor panorama con el lente Ojo de Pez de las GoPro y así, el portador de la cámara podría salir en la fotografía. Ya que la popularidad se incrementó cada vez más, se adaptaron estas varas para celulares y otro tipo de cámaras, resultando en el regalo más cotizado para esta navidad.

Noticia

Minions interpretan villancico

 Los famosos servidores amarillos aprovecharon la navidad para hacer su propia interpretación  de un villancico que es un fusión entre Noche de paz y  Jingle Bells, la presentación de los personajes se ha vuelto viral tras ser publicada en YouTube.